25 noviembre, 2020

Acuerdo político, eje de la reunión de Guzmán con el FMI y los empresarios de AEA

Si bien el Fondo suele reunirse con empresarios nunca lo había hecho con AEA. Este primer encuentro que se llevó a cabo horas antes de que la misión abandone el país rumbo Washington. Por Liliana Franco

Los empresarios volvieron a plantear la necesidad de reducir la presión tributaria (en el tiempo), manifestaron su rechazo al Impuesto a la Renta, su preocupación por la brecha cambiaria, pidieron reglas de juego estables, apoyaron la realización de acuerdos y valoraron la actitud de diálogo del Ministro de Economía, Martín Guzmán.

Esta es la síntesis de los contenidos de la reunión que mantuvieron este viernes los principales dueños de compañías del país, agrupados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA) con la misión del Fondo Monetario Internacional y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El encuentro fue convocado por el titular del Palacio de Hacienda y tuvo lugar el viernes entre las 17.30 y las 19. Fueron invitados los mismos miembros de AEA que estuvieron con Guzmán hace un par de semanas. Por la premura en la organización de la reunión algunos no pudieron concurrir. Sí estuvieron presentes el titular del grupo Techint, Paolo Rocca, el titular de AEA, Jaime Campos. El presidente del banco Santander, Enrique Cristofani, Alberto Grimodi, Federico Braun (La Anónima) y de manera virtual el sacerdote jesuita Rodrigo Zarazaga y Luis Cubeddu del FMI. De manera presencial participaron y Julie Kosack y Trevor Alleyne.

Si bien el Fondo suele reunirse con empresarios nunca lo había hecho con AEA. Este primer encuentro que se llevó a cabo horas antes de que la misión abandone el país rumbo Washington.

Tal vez el aspecto más destacado de la reunión fue la unánime coincidencia, es decir por parte del Gobierno, los empresarios y el Fondo, en cuanto a la necesidad de llegar a acuerdos políticos amplios, incluyendo a la oposición.

Se considera que estos acuerdos son condición necesaria para seguir avanzando en el programa de asistencia que el país negocia ante el FMI. Desde esta perspectiva, se interpreta que la coincidencia manifestada en el encuentro contribuye a avanzar en un entendimiento con el organismo para obtener el Extended Fund Facilities que negocia el país.

Los hombres de empresa volvieron a criticar la suba en la presión tributaria, a la que consideran “muy elevada”. Recordaron que durante la actual administración la carga impositiva se vio incrementada por al menos una docena de medidas.

Dentro de este contexto, se consideró “muy negativo” al proyecto de impuesto a la riqueza que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados, pero el ministro no emitió comentarios al respecto, según señalaron fuentes asistentes al encuentro.

Naturalmente, la preocupación por la brecha cambiaria fue otro de los planteos empresarios. En este terreno también la coincidencia es unánime, ya que el Fondo no es partidario de tipos de cambio múltiples y el ministro Guzmán reiteró su inquietud por el tema y anticipó que se irá resolviendo, aunque no dio precisiones.

Cabe señalar que el FMI, en el comunicado dijo que “el equipo acogió positivamente la intención de las autoridades de solicitar un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en ingles) así como su intención de respaldarlo con un amplio consenso político y social”.

No resulta casual esta observación de la necesidad de un amplio consenso ya que la misión, luego de los diferentes encuentros que mantuvo, lo que escuchó como un tema recurrente fue la necesidad de contar con un acuerdo político amplio para lograr avanzar a solucionar los problemas económicos que enfrenta la Argentina.

Es más el propio, Guzmán ante los empresarios de AEA y los representantes del FMI luego de una breve descripción del programa económicos enfatizó la necesidad de avanzar en lograr “acuerdos internos y con la oposición”, comentaron fuentes empresarias

Una de las características que destacan los empresarios asistentes a este encuentro es que “somos nosotros los que más hablamos” y es el propio ministro quién insiste en que “los quiero escuchar”. Es más, este es el segundo encuentro de Guzmán con AEA, reuniones que continuarán.

Cómo es lógico los hombres de negocios reclamaron viejas demandas tales como: contar con reglas claras y estables e ir bajando la presión tributaria en el tiempo.

Respecto al Impuesto a la Riqueza que genero el rechazo explícito de la AEA y el amplio espectro empresario, si bien el ministro no hizo comentario alguno en particular, si dio a entender la dificultad presupuestaria, la intención de limitar la emisión.

Si bien existe un consenso respecto a la necesidad de lograr un acuerdo, en la reunión sobrevoló la impresión de cuán difícil es alcanzarlo. Más aún, teniendo en cuenta que el año que viene es un año electoral.

Tampoco ayuda la historia de tantos intentos fallidos al tiempo que recuerdan que sus empresas tienen importantes inversiones en el país “vamos a apoyar a que a la Argentina le vaya bien”, enfatizan (Ambito)