19 septiembre, 2021

Aguiar consideró que el resultado de las elecciones “es lógico a partir de esfuerzos fiscales insuficientes”

“Se diseñó una campaña desde el AMBA y se descuidó el resto del país. Con un 50% de pobreza el gasto público no puede tener límites”, opinó.

Finalizadas las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) en las que el oficialismo nacional fue derrotado en la mayoría de las provincias, el Secretario Adjunto de ATE Nacional, Secretario General de la CTA Autónoma de Río Negro y referente de la Unidad Popular (UP) rionegrina, Rodolfo Aguiar, evaluó que “se trata de un resultado esperable a partir de un Gobierno que hasta ahora decidió no hacer los esfuerzos presupuestarios que demanda la crisis más grave que le tocó atravesar al país y a toda la humanidad en el último siglo”.

“En momentos como éste no se puede pensar en ponerle límites al gasto público. Se diseñó una campaña desde el ambacentrismo, casi con el mismo criterio sanitario utilizado en la pandemia y se descuidó al resto de las provincias del país”, indicó el dirigente de la UP en referencia al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

De las 24 jurisdicciones nacionales, el oficialismo sólo pudo imponerse en siete: San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Formosa. El resto de los distritos tuvo como fuerza más elegida a Juntos por el Cambio excepto en Río Negro y Neuquén, donde ganaron partidos provinciales.

En esta línea, Aguiar señaló que “es imperiosa la necesidad de universalizar ingresos en los sectores informales y seguir aumentando salarios y jubilaciones para reactivar el mercado interno” y detalló que “se debe aumentar fuertemente el consumo y congelar los precios para terminar con la inflación”. Según el último Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec, la inflación en lo que va del 2021 es de 29,1%, superando la proyección oficial para todo el año. En tanto, el índice de pobreza multidimensional realizado por el Gobierno informó que hay 49,6% de argentinos en esta condición.

“En un país con el 50% de pobreza y gran parte del pueblo sufriendo hambre, el posible acuerdo con el FMI debe necesariamente reformularse. En este momento no se pueden priorizar pagos en moneda extranjera y menos aún aceptar condiciones que terminen traduciéndose en un ajuste para los sectores populares”, concluyó. Desde el Gobierno nacional aseguraron que están a punto de llegar a un acuerdo con el organismo internacional por el pago de la deuda tomada en la gestión anterior. (APP)