29 noviembre, 2022

“Al mejor estilo de la mayoría automática de la corte menemista”

La Senadora Magdalena Odarda, candidata a vice gobernadora de Río Negro por el Frente para la Victoria, estimó que tres de los 4 Jueces del Superior Tribunal de Justicia que se expidieron habilitando la candidatura de Weretilneck, debieron ser apartados de dicha causa en función de la recusación oportunamente planteada ante dicho Tribunal, o en todo caso debieron haberse excusado en virtud de la denuncia que la propia Senadora les formulara dos años atrás, el 7 de marzo de 2017; oportunidad en que los denunciara ante la Legislatura de Río Negro y solicitara expresamente el juicio político de los mismos. La enemistad manifiesta de dichos jueces para con la integrante de una de las fórmulas electorales en juego debió haber generado, al menos, la excusación de tres de los jueces que fallaron respecto de la habilitación del actual gobernador.

Efectivamente, los jueces Adriana C. Zaratiegui, Sergio M. Barotto y Liliana L. Piccinini (el Dr. Apcarian se excusó por motivos de “decoro”) han sido denunciados por la integrante de la fórmula del Frente para la Victoria, hace ya más de dos años, por haber dictado, con fecha 9 de noviembre de 2016, en autos “Odarda, María Magdalena y Wieman, Lucía Ana -Secretaria Asociación «Arbol de Pie»- S/ Amparo colectivo”, Expte.N° 28301/15, una sentencia arbitraria e inadmisible, que no respetaba las reglas del debido proceso y que condenaba en costas a las amparistas por la causa de contaminación del Lago Nahuel Huapi, en la que participaron más de 6000 ciudadanos rionegrinos como integrantes de un amparo colectivo, imponiendo así un “castigo ejemplar” (condena en costas) a quienes solo velaron por el cumplimiento de su derecho a un ambiente sano, a la salud, al acceso al agua potable y a un recurso efectivo para gestionar los mismos.

“No podemos dejar de relacionar éste último fallo del STJ con el triste papel desempeñado por la Corte Suprema de Justicia durante la década menemista, momento en el cual, haciendo gala de la “amistad” que se contaba con quienes ejercían el poder, una mayoría de cinco jueces terminaban fallando en la totalidad de los casos a favor del gobierno en una actitud de simples levanta manos, configurando así lo que dio en llamarse en la jerga político jurídica como “Mayoría Automática” – sostuvo la candidata a Vicegobernadora por el Frente para la Victoria.

Si bien será la Corte Suprema de Justicia quien ponga fin a esta controversia que no debió siquiera haber comenzado, dado el daño ya generado al sistema republicano local, la Senadora Odarda lamenta que no se pueda garantizar el fiel cumplimiento de la Carta Magna provincial y se someta a la ciudadanía a la necesidad de recurrir al sistema judicial de la nación para esclarecer la controversia que no fue capaz de resolver adecuadamente a través de las instituciones judiciales provinciales. (Fuente: prensa senadora Magdalena Odarda y candidata a vicegobernadora FpV).

Otros posteos del Autor