4 agosto, 2021

Alarma en la Casa Blanca por un posible brote de Covid-19

Varios funcionarios del gobierno estadounidense dieron positivo y hubo que disponer aislamientos. Entre los posibles contagios está la vicepresidente Kamala Harris. También hay legisladores en alerta.

Alarma en la Casa Blanca ante la posibilidad de contagios masivos de Covid-19 dentro del gobierno de Joe Biden luego que algunos funcionarios dieron positivo.

Fuentes del gobierno dijeron que un funcionario de la Casa Blanca completamente vacunado dio positivo fuera de un campus, revelaron fuentes citadas por Axios.

Al mismo tiempo, un vocero de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dio positivo por Covid-19 esta semana después de interactuar con varios legisladores estatales demócratas de Texas infectados que viajaron a Washington DC.

Desde que se vio expuesta, la persona no tuvo contacto con Pelosi, quien viene después del vicepresidente en la línea de sucesión presidencial, refirió el subjefe de su gabinete, Drew Hammill, en un comunicado.

«Este individuo no ha tenido contacto con nadie desde la exposición», agregó Hammill.

«Toda la oficina de prensa está trabajando de forma remota hoy, con la excepción de las personas que no han estado expuestas al individuo o que han tenido una prueba negativa reciente», agregó. «Nuestra oficina continuará siguiendo de cerca» el tema.

«De acuerdo con un acuerdo que hicimos durante la transición para ser transparentes, nos comprometimos a divulgar información de manera proactiva si son oficiales comisionados» los contagiados», dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

«Seguimos cumpliendo con ese compromiso», agregó Psaki.

Al menos seis de los más de 50 demócratas de Texas que se reunieron en Austin la semana pasada para bloquear proyectos de ley respaldados por republicanos que revisarían las leyes electorales del estado, dieron positivo para Covid-19 en Washington.

Las infecciones provocaron una oleada de rastreos de contactos en el Capitolio y en la Casa Blanca, donde se reunieron con legisladores y altos funcionarios del gobierno, incluida la vicepresidenta, Kamala Harris.

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, demócrata por Maryland, sugirió que los líderes de la Cámara podrían discutir «si volver al trabajo», pero agregó que la Oficina del Médico Asistente, que se ocupa de las necesidades médicas del Congreso, «no lo ha sugerido».

El doctor Brian Monahan no anunció todavía ningún cambio en la política del uso de máscaras para los miembros de la Cámara.