1 diciembre, 2022

Barcelona y Múnich, primeras grandes urbes europeas candidatas a Ciudades Residuo Cero

Ambas ciudades han asumido importantes compromisos para reducir notablemente la generación de residuos a través de medidas de prevención, reutilización y reciclaje.

Las ciudades europeas de Barcelona y Múnich han firmado un compromiso oficial para alcanzar el residuo cero, convirtiéndose así en las ciudades más grandes de Europa que obtendrán la certificación.

La certificación Ciudades y Pueblos Residuo Cero es un sólido estándar europeo de certificación evaluado por terceros, desarrollado por la organización no gubernamental Mission Zero Academy (MiZA) y con el apoyo de Zero Waste Europe (ZWE).

Con una población aproximada de 1,6 millones de habitantes, Barcelona es ahora uno de los mayores municipios de Europa con una estrategia residuo cero. La ciudad cuenta con un amplio abanico de medidas de prevención, reutilización y reciclaje de residuos. Además, ha creado un plan estratégico dedicado a mejorar sus actuaciones en gestión y prevención de residuos, implicando ampliamente tanto a la comunidad local como a los distintos grupos de interés para facilitar la transición hacia el residuo cero.

Siguiendo este compromiso, Barcelona empezará a implementar su estrategia residuo cero. Algunos de los objetivos para los próximos años son:

  • Reducir los residuos sólidos urbanos, aplicando la filosofía residuo cero a toda la gestión de residuos.
  • Una tasa de recogida selectiva del 67% en 2027, mientras que la media europea es de unos 48%.
  • 427 kg de residuos municipales por habitante en 2027 (ahora están a 447 kg/habitante/año).

Rezero es la organización mentora de Barcelona. La organización aporta conocimiento y promueve ideas, normativas y proyectos innovadores para que las empresas, las administraciones públicas y la ciudadanía tengan la oportunidad de disfrutar de un modelo de producción y consumo hacia el residuo cero, sin materiales tóxicos ni productos que queden sin utilizar. El Ayuntamiento de Barcelona lleva años trabajando con la entidad en la prevención de residuos, con el Compromiso Plástico Cero y el Plan Residuo Cero de Barcelona 2021-2027.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ​​ha afirmado que «las grandes ciudades están endeudadas con su territorio, producimos una gran cantidad de residuos y ya es hora de que nos hagamos responsables. El compromiso de Barcelona con la estrategia Residuo Cero demuestra que nos importa y que actuamos: queremos ser una ciudad climáticamente neutra e inspirar a otras muchas».

Joan Marc Simon, director ejecutivo de ZWE, ha recordado que «cuando trajimos el concepto de residuo cero a Barcelona en 2010 nos trataron de tontos. Hoy estoy orgulloso de que mi ciudad natal se una a muchos otros pueblos y ciudades para lograr la virtuosidad de la gestión de los recursos. Barcelona todavía tiene muchos retos por delante, pero la apuesta por la certificación residuo cero es un paso en la buena dirección».

Rosa García, directora general de Rezero, ha añadido que «desde Rezero estamos contentas que una ciudad como Barcelona avance hacia el Residuo Cero. Es un reto importante y ayudaremos en todo lo necesario para que consiga la certificación europea. Animamos también al resto de pueblos y ciudades a presentarse como candidatas, tal como lo ha hecho hoy Barcelona».

Múnich

Múnich es otra ciudad europea importante que ha firmado por el compromiso Residuo Cero. Es la tercera ciudad de Alemania por número de habitantes, con 1’6 millones. Su ayuntamiento adoptó en julio un plan en el que se concretan unas 100 medidas para toda la ciudad para reducir el volumen de residuos y, de esta forma, conservar los recursos.

La empresa de gestión de residuos de Munich (AWM) está empezando su implementación.

Para alinearse con los criterios requeridos para convertirse en una ciudad candidata a ser Residuo Cero, el Ayuntamiento de Múnich se compromete a hacer lo siguiente:

  • Los residuos de los hogares per cápita y año en la capital del estado Munich se reducirán un 15%, hasta 310 kg, en 2035.
  • La cantidad de residuos no reciclables en la ciudad de Múnich se reducirá un 35 %, hasta 127 kg, en 2035. A largo plazo, la ciudad de Múnich conseguirá un volumen medio de residuos residual inferior a 100 kg per cápita al año.
  • A largo plazo, el Ayuntamiento de Múnich está trabajando para conseguir el objetivo de reducir los residuos sólidos municipales (RSU) en los vertederos y la incineración de residuos a un mínimo factible de gestión de residuos.

Dieter Reiter, alcalde de Munich, ha afirmado que «es muy importante que nosotros, el Ayuntamiento de Munich, nos beneficiamos de las experiencias de otras personas como parte de una red europea de residuo cero, pero también inspirar a otras ciudades. Con la firma de la candidatura Residuo Cero, hoy, estamos subrayando nuestro compromiso para convertirnos en una ciudad que produzca lo menos posible de residuos y así conservar los recursos. Por tanto, Munich está asumiendo un papel pionero contra el desperdicio de recursos y por el medio ambiente».

Kristina Frank, responsable municipal de la gestión de residuos de la ciudad alemana ha asegurado que «hoy damos un paso más hacia la meta. Con nuestro compromiso, formamos parte de una red europea que comparte una visión común: generar el mínimo posible de residuos, sin derroche de recursos».

Por su parte, Kaisa Karjalainen, gerente de Mission Zero Academy, ha declarado que «con las grandes ciudades hay grandes impactos y, por tanto, es fantástico que Munich se una a nuestro sistema de certificación de ciudades de residuo cero. Esperamos trabajar con la ciudad para ayudarles a optimizar sus sistemas ya existentes y conseguir grandes resultados. Estoy seguro de que Munich será una gran inspiración para otras grandes ciudades europeas y un modelo a seguir de que el residuo cero también es posible en las grandes ciudades». (ResiduosProfesional)

Otros posteos del Autor