dom. Mar 24th, 2019

Central perdió sobre el final ante Universidad Católica


El Canalla cayó por 2-1, en forma agónica, con el elenco trasandino en Santiago de Chile, en partido válido por la segunda fecha del grupo H de la Copa Libertadores.

Los goles del vencedor los convirtieron el ex Huracán, Edson Puch (PT, 28m) y el argentino ex Gimnasia y Racing, Luciano Aued ((ST, 45+5m), de tiro penal, este último de la misma forma que en el 1-4 frente a Libertad, de Paraguay, en el debut. El empate transitorio de Central lo marcó el colombiano Duván Vergara (ST, 45+2m).

El comienzo promisorio que tuvo Rosario Central, apoyado por una gran cantidad de hinchas ‘canallas’, tratando de sorprender al conjunto local, lo fue perdiendo a medida que la Católica se acomodó mejor en el campo de juego.

Ya a los 2 minutos se ‘salvó’ el equipo rosarino cuando el árbitro Víctor Carrillo no advirtió el penal que le cometió Miguel Barbieri con un empujón a Valber Huerta.

La noche santiaguina comenzó a ponerse más oscura para los dirigidos por Paulo Ferrari cuando éste tuvo que reemplazar al zaguero colombiano Óscar Cabezas, lesionado, con el ingreso del chileno Alfonso Parot (7m).

Y ni que hablar cuando Edson Puch puso en ventaja al dueño de casa (28m), aprovechando que la defensa visitante había quedado mal parada para escapar por izquierda y definir con un remate cruzado y rasante a la izquierda de Jeremías Ledesma, cuando el arquero intentó achicarle el ángulo de tiro pero sin alcanzar a desviarlo.

Central, que con cinco volantes intentó contrarrestar el dispositivo de los conducidos por el argentino Gustavo Quinteros, no encontró la respuesta necesaria para generarle riesgos a Matías Dituro en el primer tiempo.

Solo un cabezazo de Claudio Riaño (32) inquietó al arquero argentino, de 31 años, ex Independiente y Douglas Haig, que con una segura intervención salvó la valla del equipo local.

Impulsado por el aliento constante de sus simpatizantes, Central cambió la actitud en el segundo período, adelantando sus líneas para buscar en forma denodada la igualdad, con buenos desbordes pero sin la precisión necesaria para definir lo que generaba.

A su vez la Católica se replegó con orden para contener esos embates del adversario y ensayar rápidas réplicas como la generada por José Fuenzalida, una de los más desequilibrantes, que culminó con un centro que cabeceó Sebastián Sáez exigiendo la segura intervención de Ledesma junto al caño izquierdo.

El desarrollo se mantuvo así hasta el final, que resultó emotivo por el empate que logró el conjunto argentino tras una buena jugada que definió Vergara en el segundo minuto de descuento, pero una equivocación de Facundo Rizzi cometiéndole penal a Fuenzalida (ex Boca Juniors), facilitó el merecido triunfo local con la ejecución del argentino Aued en el quinto minuto adicional.

De este modo, Central no pudo sortear su racha negativa con 5 empates y 4 derrotas en la Superliga (último triunfo ante Estudiantes de La Plata, el 23 de noviembre de 2018) más el empate con Gremio, de Porto Alegre, en la primera fecha del Grupo H de Libertadores, que extendió con la derrota de esta noche.

En cambio los “cruzados” pudieron reponerse de la goleada sufrida en la fecha anterior (4-1) en Asunción, ante Libertad, que será el próximo rival de los rosarinos, el 4 de abril próximo en la capital paraguaya. El mismo día, Universidad Católica recibirá a Gremio.