29 noviembre, 2022

Rio Negro: lo condenaron por amenazar a su ex con una picana  

El hombre reconoció haber cometido el hecho y en un juicio abreviado le dieron tres años de prisión en suspenso por una sumatoria de causas. No va preso, pero debe cumplir pautas de conducta y un tratamiento psicológico.

Un hombre de Cinco Saltos que amenazó a su ex pareja con una picana eléctrica fue condenado a tres años de prisión en suspenso tras admitir su culpabilidad en un juicio abreviado.

El acusado, identificado como JAL en el reciente fallo, ya tenía una prohibición de acercamiento por violencia de género dictada por el Juzgado de Familia. En esta oportunidad no irá a prisión, pero debe cumplir pautas de conducta, un curso de género y completar un tratamiento psicológico.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del 25 de septiembre del año pasado en las afueras de un local comercial ubicado en la esquina de Cipolletti y Fernández Oro, en la localidad rionegrina.

La acusación detalla que la víctima le pidió que se retirara, pero él le comenzó a realizar recriminaciones por un celular. Lo peor sucedió después, cuando extrajo de su mochila una picana y se la apoyó en el cuello de forma intimidante “situación que le causó real temor a la mujer”.

JL fue imputado por “amenazas y desobediencia a una orden judicial”, pero la causa derivó en un juicio abreviado consensuado entre el defensor Adjunto, Facundo Polantinos y el fiscal Leandro López, que requirió la confesión del agresor y la aceptación del monto del castigo, lo que finalmente sucedió.

En este sentido, la pena acordada por este caso fue de un año de prisión de ejecución condicional, pero totalizaron tres años por la unificación con otra sentencia por dos años de cárcel también condicional que recibió el agresor a fines de 2021 por un delito no descrito en el documento judicial.

La resolución propuesta fue aceptada por la víctima.

En tanto que la jueza Alejandra Berenguer dictó la sentencia como lo concertaron las partes. Consideró que “pertinente, ajustado a derecho y además, encuentra total apoyo en las probanzas”, en tanto que la sanción “se encuentra dentro de las escalas penales previstas en el ordenamiento penal”.

En cuanto a las medidas de comportamiento también estipuladas, JAL tiene prohibido acercarse a la mujer a menos de 100 metros, como también de mantener contacto por cualquier medio. Además, deberá realizar un curso de género vía plataforma virtual de Masculinidades, completar el tratamiento psicológico que le fuera previamente impuesto y presentarse una vez cada dos meses en el Instituto de Asistencia de Presos y Liberados. En tanto que tiene que fijar domicilio, no consumir drogas ni bebidas alcohólicas en lugares públicos ni competer nuevos delitos ni cometer nuevos hechos delictivos. (LMC)

Otros posteos del Autor