mié. Nov 20th, 2019

Claves para un turismo responsable y sostenible

El turismo masivo daña los ecosistemas de las ciudades, compartimos una recopilación de consejos para ser un turista responsable y sostenible.

El turismo es uno de los sectores que más riqueza genera a la economía mundial, de hecho supone el 10 por ciento del PIB mundial. No obstante, el turismo masivo ha provocado un aumento de la contaminación y una degradación medioambiental en muchos de los principales destinos. Por ello es necesario ser conscientes y reducir nuestra huella ecológica a la hora de viajar.

Muchos países ya han dejado claro que resulta esencial incrementar el turismo sostenible y responsable que respete el medio ambiente y la cultura local.

Respeto, opciones ecofriendly y educación ambiental

En primer lugar, antes de llegar al destino, busca información sobre la ciudad o el país. Conoce su historia, cultura, religión o gastronomía.

Uno de los puntos más importantes si queremos hacer un turismo más responsable es tener respeto por las costumbres, la cultura y las tradiciones. Si viajas a un país con una cultura diferente, no exotices a las personas y recuerda preguntar antes de hacerles fotografías.

A la hora de elegir el alojamiento ten en cuenta aquellas agencias, hostales u hoteles comprometidos con el ecosistema y que ofrezcan opciones ecofriendly. Un consumo responsable y que evite los plásticos sería ideal. Una vez que estés en tu destino de vacaciones, puedes optar por utilizar el transporte público para moverte o ir caminando, evitando el coche.

El turismo genera una gran cantidad de residuos sólidos y es importante concienciarnos con la biodiversidad del lugar al que vamos, generar la mínima cantidad de basura y reutilizar o reciclar en la medida de lo posible

Producción local y turismo vivencial

Fomentar la economía local mediante el consumo y la compra responsable es otra de las claves para un turismo sostenible y responsable. Utilizar los servicios de la población local, consumir en locales del lugar o comprar productos de kilómetro cero.

Si vas a viajar a áreas protegidas recuerda no llevarte «regalos» de los espacios de la naturaleza y no compres productos fabricados con plantas o animales.

Además, si quieres ver fauna local prioriza lugares donde estén protegidos antes que aquellos donde estén explotados. A la hora de hacer excursiones recuerda no generar o tirar basura en espacios o reservas naturales y ve siempre con guías locales. ¡No te olvides de probar la gastronomía del destino!

Una alternativa en tendencia es lo que se conoce como turismo vivencial. ¿En qué consiste esta práctica? Sumergirse en la cultura viviendo con gente local en su hogar para aprender de sus costumbres, su trabajo, gastronomía y rutinas. Una gran forma de fomentar la interculturalidad. (https://blogthinkbig.com) Fuente: La Angostura Digital