15 mayo, 2021

¿Cómo es ser turista en medio de una pandemia? Lo que hay que saber

Nos encontramos atravesando un momento excepcional del cual aún es muy complicado poder sacar conclusiones. Sin embargo, algunas de ellas son más que evidentes.

Muchas cosas han cambiado de forma drástica desde la llegada de la pandemia. Demostrando una vez más la capacidad de adaptación que tiene el ser humano, hemos aprendido nuevas costumbres, así como dejado atrás varias otras. En ese sentido, una de las actividades que más se ha modificado en este tiempo fruto del Covid-19 es el turismo. En la siguiente nota te comentaremos todo lo que ha cambiado para que durante tu próximo viaje no te lleves ninguna sorpresa. 

Nos encontramos atravesando un momento excepcional del cual aún es muy complicado poder sacar conclusiones. Sin embargo, algunas de ellas son más que evidentes. Por ejemplo, podemos mencionar la aceleración del proceso digital que se ha vivido en apenas 12 meses. Si bien ya nos encontrábamos inmersos en un mundo digital, la pandemia ha llegado para corroborarlo: teletrabajo, reuniones por Zoom, compras en línea y estrenos culturales por plataformas de streaming son ahora parte de nuestro día a día. Lo mismo sucede a la hora de pensar en el mundo financiero: comprar Ethereum y otras criptomonedas ya forma parte de nuestro día a día. 

En esa misma dirección, podemos señalar que los cambios dentro de la escena turística son cada vez más grandes. Por citar un caso, hoy en día ya se puede reservar hoteles, pasajes de avión y mucho más con las anteriormente mencionadas criptomonedas. Ya sean Bitcoin o Ethereum, las dos más populares de la actualidad, así como otras un poco más pequeñas, estos instrumentos financieros fueron uno de los grandes ganadores de la pandemia. En momentos en donde las personas necesitaron medios de pago alternativos que pudieran sortear las restricciones de movimiento tanto de personas como de capitales, las criptomonedas demostraron las ventajas de haber nacido de forma 100% digital. 

En ese sentido, el turismo se encuentra reconfigurando sus ofertas, ya que se ha notado que los viajeros prefieren destinos mucho más cercanos a su país de origen que antes. El temor a quedar varado, así como también a la chance de contagiarse Covid-19, impulsó que el turismo de cercanía creciera. Por supuesto eso lleva aparejado un cambio en las propuestas de muchos destinos, ya que debieron reconfigurar sus atracciones, precios, disposiciones y mucho más. Sin ir más lejos, el turismo a través de los viajes en autos creció de manera exponencial. 

Los aeropuertos, por su parte, debieron también reacomodarse a lo que está ocurriendo y cambiar sus cronogramas con el fin de permitir un correcto funcionamiento sin aglomeramientos de personas. Conocedores de la falta de confianza que puede generar un avión o los espacios reducidos dentro de un aeropuerto, nos encontramos con medidas que seguramente perduren en el tiempo, incluso mucho más allá de la propia pandemia en sí misma.

Por último, la industria hotelera también se reacomodó: las marcas más conocidas del mundo han implementado un sistema de no contacto que permite que el huésped nunca tenga que interactuar de manera cercana con ninguno de los empleados. ¿Alguna vez pensaste que el futuro sería así? El turismo ya te lo comienza a demostrar. (PulsoTurístico)