28 noviembre, 2020

Constructores optimistas con los incentivos fiscales y blanqueo para atraer inversiones

El Poder Ejecutivo envió dos proyectos de ley al Congreso para, por un lado, impulsar la industria de la construcción a través de una serie de incentivos fiscales y, por otro, mejorar la oferta de créditos hipotecarios para la construcción o compra de primera vivienda.

El proyecto de blanqueo de capitales y beneficios fiscales para la construcción será un incentivo para atraer inversiones a una actividad que tiene gran potencial y que puede ser el motor de la recuperación económica tras la pandemia, según desarrolladores, constructores y especialistas consultados por Télam.

«Somos muy optimistas. El blanqueo viene acompañado de otras ventajas impositivas que nos están dando, nos sentimos privilegiados en este contexto de tanta restricción fiscal, lo sentimos como un privilegio», dijo a Télam Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU).

El Poder Ejecutivo envió dos proyectos de ley al Congreso para, por un lado, impulsar la industria de la construcción a través de una serie de incentivos fiscales y, por otro, mejorar la oferta de créditos hipotecarios para la construcción o compra de primera vivienda.

Tabakman dijo que «el blanqueo, más que se abarató tanto el costo de construcción y que a la gente le gusta invertir en ladrillos, creo que es un combo que debería traer buenas noticias en 2021».

El titular de la CEDU, que junto a otros sectores venían pidiendo al Gobierno un blanqueo, dijo que «nosotros pedimos más porque la crisis es tan fuerte que nos parece que hace falta poner medidas de mucho impacto; pedimos menor costo y más plazo del que están anunciando, que sería hasta el 28 de febrero, porque las obras son largas».

En tanto, el presidente de Grupo Construya, Pedro Brandi, dijo a Télam que las anunciadas el miércoles «son medidas positivas que ayudarán a la reactivación del sector, a la generación de empleo y a paliar el déficit habitacional».

«Para que sean exitosas es necesario resolver la fragilidad que presenta la economía en general», añadió.

Sostuvo que «para que la economía en general y nuestra cadena de valor en particular vuelvan a crecer, necesitamos estabilidad de las reglas de juego generales, menor presión impositiva, una política de vivienda y hábitat de largo plazo, baja inflación».

«Finalmente, que se generen las condiciones necesarias para que resurja el horizonte de planeamiento y el crédito a largo plazo», apuntó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi), Alejandro Ginevra, señaló a esta agencia que «lo anunciado por el ministro Guzmán con respecto al proyecto de ley para dinamizar el sector con nuevos créditos hipotecarios y la posibilidad de un nuevo blanqueo de capitales son medidas que desde la Cámara venimos pidiendo inclusive desde antes de la pandemia».

«La Argentina enfrenta desafíos que requieren la colaboración de todos los sectores, tanto públicos como privados y los desarrolladores deben sentir el estímulo para poder volver a confiar. Los anuncios hablan en ese sentido y somos optimistas al respecto», expresó.

Asimismo, el titular de Puebla Inmobiliaria, Oscar Puebla, señaló en diálogo con Télam que «la construcción es la madre de la economía, es muy bueno que hayan mirado para reestructurar algo que es necesario reestructurar. Ese blanqueo permitirá que ese dinero se vuelque a la construcción es una muy buena medida».

«Esto nos da una esperanza de que el mercado vuelva a reaccionar y el dinero se invierta donde realmente genera fuentes de trabajo, que es lo que necesitamos», afirmó.

Luis Guido, director de la desarrolladora Grid, consideró que «la posibilidad del blanqueo de capitales a través de la industria de la construcción, en particular para las obras en pozo, sería una medida muy productiva para el sector, que lo movilizaría mucho».

«Es muy positivo, así también como la exención de Bienes Personales para quienes invierten en la construcción, en el pozo, y el diferimiento del pago de Ganancias, en particular para el aporte de terrenos o la venta de terrenos, también entendemos que es muy importante», evaluó.


Szczech dijo que permitirán «que los inversores tengan incentivos fiscales que tanto hemos pregonado y también una exteriorización o blanqueo de capitales incentivado para el sector, para obras en construcción o prontas a iniciarse».

También destacó que «se incentivan créditos hipotecarios para la compra de viviendas nuevas, para que el sector se dinamice».

Szczech aseguró que a partir de estas medidas el sector tiene «un horizonte para recuperar puestos de trabajo perdidos, que fue de 150 mil trabajadores desde junio de 2019 a junio de 2020. Trataremos de ir detrás de ese número», concluyó. (Télam)