16 agosto, 2022

¿Contravención o conflictos vecinales?: el juzgado de Paz de Catriel dictó medidas de protección

Un conflicto entre dos hombres de Catriel fue canalizado a través de una serie de medidas cautelares que dictó el juzgado de Paz. Las personas mantenían una controversia sostenida en el tiempo que terminó con algunas amenazas. La jueza ordenó el cese de hostigamiento y de cualquier tipo de contacto, incluso por plataformas digitales.

El expediente se inició en la comisaría Novena de Catriel con la denuncia de uno de los hombres involucrados. Es que la persona con la que mantenía el conflicto fue a su trabajo y lo amenazó.

La unidad policial envió las actuaciones al juzgado de Paz por una contravención. Pero la jueza entendió que no encuadraba en ese proceso, ya que el resultado sería una sanción. Lejos de pacificar la controversia, una condena contravencional iba a agravar el conflicto.

Entonces condujo las actuaciones a través de un proceso vecinal y eso le permitió dictar medidas cautelares en protección de la víctima.

Dispuso ordenar el cese del hostigamiento y de contacto por parte del denunciado hacía la víctima. Asimismo los dos hombres involucrados deberán abstenerse de producir actos molestos o de hostigamiento cualquiera sea el medio que se utilice. El plazo de la medida es por noventa días contados a partir de su notificación.

En la misma resolución la jueza les informó a las personas que la medida reviste el carácter de orden judicial, por lo que en caso de incumplimiento, su conducta será considerada desobediencia a una orden judicial, y se le dará debida intervención a la Fiscalía de la ciudad por tratarse de un delito penal.

La mediación

El juzgado de Paz intenta resolver los problemas a través de la mediación. Ello implica arribar a una solución que deje conforme a las dos partes. Pero en ocasiones los involucrados llegan incluso a agredirse físicamente o a proferirse amenazas. En ese contexto es más dificultoso aplicar la autocomposición de conflictos. Fue lo que ocurrió en este caso de Catriel.

El año pasado, por ejemplo, en los 49 juzgados de Paz de Río Negro, ingresaron casi 50.000 trámites y expedientes. 

El 17 por ciento fueron presentaciones por violencia familiar y de género; el 11,5 por ciento fueron procesos por contravenciones y el 10 por ciento fueron juicios ejecutivos, acciones de Menor Cuantía y Defensa del Consumidor. Durante el último tiempo, muchos juzgados también advirtieron un incremento en los conflictos vecinales.