19 septiembre, 2021

¿De quién es el triunfo en las PASO? Nuevo contrapunto entre Carreras y Weretilneck

La gobernadora se posicionó y entendió la victoria como un respaldo a la gestión. El senador cruzó esa interpretación y aseguró que “no se plebiscitó ningún gobierno”. De todas maneras, fue muy duro con dirigentes locales por la derrota en Cipolletti.

Por Hugo Alonso y Adrián Pecollo

Presidente del partido. Artífice de la estrategia de campaña. Elector final de los dirigentes que integraron la lista. Con esos antecedentes y con un resultado triunfal de diez puntos de ventaja, cualquier dirigente podría presentarse como el gran ganador de las PASO. Sin embargo, el humor del senador Alberto Weretilneck no se condice con esa definición. Por el contrario, ayer todavía mostraba claros signos de enojo e incomodidad. Porque más allá de la victoria provincial de Juntos Somos Río Negro, la derrota en Cipolletti pegó de una manera especial.

“Me duele mucho la derrota, porque uno ha puesto mucho y es la ciudad donde uno creció políticamente y no gusta perder de esta manera”, le dijo Weretilneck a periodistas de RÍO NEGRO.

Cuentan puertas adentro del partido que, el domingo a la noche, ese dolor se expresó con términos más duros.

Ayer el senador enfocó públicamente su malestar hacia el gobierno local, que conduce Claudio Di Tella. “La realidad es que tenemos cosas para mejorar a nivel municipal, con la gestión”, sostuvo en su diagnóstico inicial sobre la derrota local.

Luego matizó esa carga hablando sobre las características del ganador de las PASO en su territorio. “Obviamente el hecho de que Tortoriello sea de la ciudad hace que tenga un acompañamiento, principalmente de los sectores medios y altos”, afirmó.

Weretilneck detectó rápido que la derrota local podría dejarlo expuesto ante los distintos sectores de Juntos, a la hora de capitalizar el triunfo.

La gobernadora, Arabela Carreras, dio señales rápidas en ese sentido. El domingo por la noche festejó en Viedma y ayer aprovechó un acto en Casa de Gobierno para valorar el resultado del oficialismo, entendiendo que era un respaldo a la gestión provincial.

En el discurso, la gobernadora introdujo que era “un día especial para el gobierno” que “siente la satisfacción del reconocimiento del pueblo”.

En el diálogo periodístico posterior, Carreras agradeció el “contundente apoyo recibido”, que lo direccionó a la administración rionegrina cuando consideró que es “la expresión de un período mucho más largo que estos dos años de gobierno”. Agregó que es el apoyo “a una trayectoria de 10 años de una forma de gobierno, de diálogo”. Y también habló del reconocimiento al “liderazgo muy claro de la fuerza política por parte del senador Weretilneck”, como también a “los candidatos” y las distintas autoridades locales.

Sin embargo, Weretilneck presentó una mirada totalmente diferente y fue cortante cuando RÍO NEGRO le preguntó si la victoria en las PASO había que entenderla como un respaldo a la gestión provincial.

“Nosotros no plebiscitamos ningún gobierno”, advirtió. Y luego explicó: “Esa fue parte de la decisión que tomamos hace tres meses. Para nosotros era una elección nacional y teníamos que discutir temas nacionales. Sería una equivocación discutir temas provinciales o locales, porque los rionegrinos iban a querer opinar sobre la situación nacional. Y evidentemente acertamos en ese aspecto”.

Pendular, después de marcar los límites deslizó un reconocimiento. Dijo que tampoco hubiese sido bueno “llegar a la elección con un gobierno que no funciona”.

“Evidentemente, el gobierno de Arabela y la gran mayoría de los gobiernos municipales están respondiendo a las inquietudes de los vecinos, porque si no el resultado no hubiese sido posible. Es una mezcla”, opinó.

El senador anticipó una reunión partidaria para “de acá a dos o tres semanas”, aunque se prevé que hoy llegue a Viedma para profundizar análisis junto a su círculo cercano.

También prometió “una campaña corta, austera” para las generales de noviembre.

“No vamos a adelantarnos, vamos a ser cuidadosos de los estados de ánimo de los vecinos”, aseguró.


Qué votos saldrá a buscar el oficialismo


¿Por qué ganó Juntos Somos Río Negro? -le preguntó RÍO NEGRO al senador Weretilneck.

“Hay una afirmación del federalismo. Es como poner una valla a la política nacional. Hay que poner un freno. Los temas nuestros, los resolvemos nosotros. Hay que tener una defensa ante el centralismo de Buenos Aires y esa defensa es poniendo diputados y senadores”, fue su primera respuesta.

De todas maneras, se mostró cauteloso sobre las elecciones generales. “Hay que esperar noviembre. Es una señal, un momento de la vida social y política, pero va a haber reacomodamientos de acá a noviembre”, advirtió.

¿Y a quién buscarán para consolidar el triunfo?

Weretilneck dijo que “primero a los que confiaron en nosotros el domingo” y que “el segundo desafío está en todos aquellos que no fueron a votar o votaron en blanco o no se sintieron atraídos por ninguna de las propuestas”.

“Lo del radicalismo no lo tengo claro”, se desligó cuando fue consultado por la posibilidad de una transferencia de votos desde ese partido a JSRN, por las diferencias que tienen dirigentes de ese sector con el candidato, Aníbal Tortoriello.


“Se demostró que la grieta es mentirosa”


Entre las repercusiones, el presidente del bloque, Facundo López se focalizó en la percepción de los rionegrinos de que JSRN “sintetiza la defensa de sus intereses y se demostró que la grieta es mentirosa, porque los dos extremos son responsables de los grandes fracasos en el país”.

Resaltó a Weretilneck y, en esa línea, explicó el triunfo de Viedma por lo hecho durante su “gestión provincial, con su forma de conducir” que “volvió a generar el vínculo entre la Provincia” y la Capital provincial. (Río Negro)