18 octubre, 2021

Desafío Ruta 23: una travesía donde la autosuperación y el compañerismo son protagonistas

Deportistas de todo el país se preparan para vivir una nueva edición del Desafío Ruta 23, que invita a pedalear la Provincia desde la cordillera hasta el mar en un gran reto físico y mental, en el que prevalece la camaradería entre los ciclistas para superar juntos esta incomparable aventura por la Estepa rionegrina.

Es que para muchos participantes, esta significa su primera experiencia en una carrera de semejante magnitud, por lo que el acompañamiento entre pares cobra vital relevancia. Tal fue el caso de los ganadores de la categoría Mountain Bike en 2019 Juan Pablo Lago y Patricia Gualdoni, quienes pasaron la prueba con éxito.

Una experiencia inolvidable

Lago llegó al Desafío Ruta 23 gracias a un compañero de su ciudad que lo convenció de anotarse: “dudé en inscribirme porque yo había corrido carreras de distancia pero no por etapas ni de tantos días, sin embargo fue algo extraordinario y para mi que estoy acostumbrado a entrenar en el llano fue muy diferente. Es muy difícil prepararse para una carrera de distancias tan largas siendo amateur, se necesita entrenar mucho el físico pero también la cabeza” sostuvo.

Además, el ciclista oriundo de General Villegas, provincia de Buenos Aires agregó que “normalmente no hago podio, y mucho menos me imaginaba hacerlo en una competencia de esta envergadura. Conocía Bariloche pero no el recorrido de la Ruta 23 y el contexto me pareció espectacular, sumado a que cuando estás llegando a Las Grutas empezás a trepar una loma y de repente aparece el mar y eso es algo que no tiene precio, luchaste cuatro días y pedaleaste 650 km para llegar y ver algo así es doblemente gratificante. Todo el sacrificio valió la pena”.

Por otra parte Gualdoni afirmó que “La belleza del paisaje hace a esta competencia única, es un recorrido que uno habitualmente no hace ya que es raro entrar en los lugares que hay entre estos destinos. Nos llenaron de agasajos y fue una verdadera fiesta en cada una de las localidades que atravesamos, fue emocionante, realmente no tengo palabras para decir lo buena que fue esta carrera. Es algo muy emocionante, te deja los sentimientos a flor de piel”.

Compañeros de ruta

En una competencia tan larga, las anécdotas se acumulan y a Patricia le tocó vivir en primera persona una que no olvidará jamás: “cuando largamos en el pelotón con el entusiasmo y la adrenalina quedé adelante y obvio que después me pasaron y quedé sola, entonces dije voy a disfrutar el paisaje, pero grata sorpresa me llevé cuando vi a un compañero esperándome, era Daniel Bravi de Comallo, a quien le dije que no me espere, que iba a perder y me contestó «señora, yo voy a hacer la carrera con usted». Fue algo increíble, de un compañerismo tremendo, la carrera se la debo a él.

Sobre el compañerismo, Lago recordó con alegría las largas jornadas de competencia en las que no solo primaba el deporte: “éramos un grupo de personas que nos gustaba hacer lo mismo compartiendo lugares, cenas y almuerzos y eso fue algo espectacular. Conocí mucha gente con la que aún sigo en contacto, creo fue una vivencia inolvidable para todos”, dijo.

Sobre el Desafío

La segunda edición de la competencia de ciclismo se llevará a cabo del 1 al 4 de diciembre próximo, con la participación de deportistas de todo el país que buscarán unir la cordillera con el mar, combinando el mountain bike y el ciclismo de ruta en una travesía de 650 kilómetros.

Al ser un recorrido que implica atravesar 9 localidades, los ciclistas tendrán la posibilidad de adentrarse en la cultura e idiosincrasia de cada lugar y conocer las historias fascinantes que guardan los diferentes rincones de la provincia.

Para más información e inscripción, las y los interesados podrán ingresar a la web www.desafioruta23.com o comunicarse al 2944100444.