20 abril, 2021

Desarticularon otra masiva fiesta clandestina en Fernández Oro

El evento se estaba llevando a cabo en una chacra de la localidad. Había escenario, música y casi 70 personas. No tenían habilitación para funcionar ni protocolos sanitarios.

Personal de la Policía de Río Negro desarticuló este domingo por la madrugada otra fiesta clandestina en la localidad de Fernández Oro. Los organizadores no tenían habilitación y en el lugar no había ningún tipo de protocolo sanitario para mitigar los contagios de Covid-19 (coronavirus).

El jefe de la Comisaría 26°, Luis Hawrylak, explicó en diálogo con LM Cipolletti que cerca de las 3.40 de la madrugada fueron alertados por un vecino de la zona sobre un evento que se estaba realizando en una chacra ubicada sobre la calle rural Estepa, en cercanías a la Ruta Nacional 22.

Por esta razón, el personal de dicha unidad se trasladó a la ubicación mencionada, donde constató -en primera instancia- la presencia de alrededor de 30 vehículos estacionados en el predio. Minutos más tarde, y tras una exhaustiva inspección, se encontraron con un escenario, música y la presencia de al menos 68 personas.

«Se ubicó al propietario de la chacra y se le inició una causa judicial, además de una infracción municipal. La mayoría de los participantes de la fiesta eran mayores de edad y oriundos de ciudades vecinas del Alto Valle», detalló el comisario.

En estas circunstancias, cerca de las 4 los uniformados también detuvieron a dos hombres de 41 y 53 años con domicilio en la ciudad de Neuquén, quienes salían de la fiesta clandestina y fueron sorprendidos deambulando por la zona. Ambos continúan en la dependencia policial, mientras que su vehículo fue secuestrado.

Un fin de semana descontrolado

Cabe recordar que el sábado a la madrugada, personal de la Unidad 26° también desarticuló una masiva fiesta clandestina que se estaba llevando a cabo en una vivienda particular de Fernández Oro. En esa ocasión, la Policía llegó tras advertir movimientos extraños afuera del lugar para, posteriormente, descubrir el multitudinario encuentro.

La dueña de la casa mintió a los uniformados diciendo que era un festejo de 20 personas y que eran todos familiares, pero en realidad había 108, la mayoría menores de edad, y jóvenes de entre 18 y 21 años. También había personas adultas no sólo de Fernández Oro sino también de Allen, Cipolletti y Neuquén.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en calle Los Rosales, entre Mitre y Bahía Blanca. Los efectivos advirtieron un grupo de varios jóvenes, quienes al percatarse de su presencia ingresaron raudamente a la vivienda, entraron los vehículos y cerraron el portón de acceso para evitar que pudiera observarlos desde afuera.

Según informaron desde la Comisaría 26 de Oro, se inició una causa judicial por Infracción al Artículo 205-239 del Código Penal y se labró de forma paralela infracción a la ordenanza municipal que impide reuniones sociales con exceso de personas.

«Cabe detallarse que la preocupación es por el evento no autorizado, en circunstancias de pandemia, pero más aún por la presencia de menores. Las consecuencias posteriores y durante este evento que podría tener no habiendo control alguno, con la presencia de adultos presuntamente alcoholizados, entre otras facetas negativas, poniéndose en riesgo con posterioridad al deambular a sus domicilios de forma peatonal o en vehículo», alertaron desde la Policía.

Exhaustivo trabajo del personal policial

Luego de los múltiples operativos que se realizaron en lo que va del fin de semana, Hawrylak destacó el exhaustivo trabajo de todo el personal de la Unidad 26°, además de su dedicación y esfuerzo. (LMCipo)