mar. Mar 31st, 2020

Amplios poderes a Gennuso: el Concejo aprobó la emergencia económica, social y de servicios en Bariloche

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, en una sesión extraordinaria, el proyecto que declara la «Emergencia económica, social y de servicios» en Bariloche.

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, en una sesión extraordinaria, el proyecto que declara la «Emergencia económica, social y de servicios» en Bariloche.

Con la sala de sesiones sin público, y con transmisión en directo via streaming, este jueves por la tarde el Concejo aprobó la Ordenanza que faculta al Ejecutivo realizar contrataciones directas, de reubicar empleados municipales activos en las áreas que lo requieran y que, de ser necesario, el intendente Gustavo Gennuso pueda firmar acuerdos con empresas e instituciones públicas o privadas sin previa aprobación del Legislativo.

La presidente del cuerpo legislativo, Natalia Almonacid, explicó que Bariloche Opina que se tomaron «todos los recaudos previstos por la Organización Mundial de la Salud, y por los organismos nacionales y provinciales, en función de que podamos llevar adelante este acto lo mejor posible y siempre resguardando la integridad de los concejales que van a participar».

La vicejefa de Gabinete municipal, Marcela Abdala, autora del proyecto, explicó a este medio que «tiene que ver con las consecuencias que ha sufrido nuestra ciudad y que va a seguir sufriendo en los próximos tiempos a raíz de la declaración de esta emergencia sanitaria que vive el mundo hoy».

«Tiene que ver, básicamente, con las herramientas que vamos a necesitar para esta situación de crisis», subrayó. «Nosotros evaluamos que la emergencia sanitaria va a afectar en la parte econonómica, social y en los servicios».

El proyecto consta de tres puntos. «En primer lugar, la posibilidad de realizar contrataciones directas a efectos de enfrentar cuestiones que tengan que ver con el tema sanitario y social. El Municipio normalmente entrega 1500 módulos alimentarios por mes, y ya en estos pocos días llevamos entregados más de 1700″.

«Por eso vamos a tener que enfrentar esta situación que estamos viviendo y no podemos ir por los carriles de contratación normales, que son por licitación privada o pública, porque los tiempos no nos permitirían dar la respuesta que necesitamos», remarcó.

En segundo término, trata sobre la disminución de empleados activos en el Municipio. «Desde que comenzó la emergencia, se redujo la cantidad de personal de servicio en un 25 por ciento, por lo cual, en algún momento vamos a requerir personal de otras áreas para cumplir los servicios básicos».

De esta forma, el proyecto habilita la «reubicación», mientras dura la emergencia y el caso de que fuese necesario. «El Municipio está cumpliendo con el aislamiento, por lo que solo estamos requiriendo a los empleados municipales que se necesitan para una tarea puntual, pero otras áreas están cerradas».

Por último, la Ordenanza prevé que el intendente pueda «firmar acuerdos sin presentarlos previamente al Concejo para su aprobación, con empresas públicas o privadas, y en el marco de la emergencia sanitaria. Tuvimos que abrir un correo electrónico donde recibimos las propuestas de muchas instituciones o empresas de la ciudad, de gente que espontáneamente quiere colaborar».

Abdala hizo énfasis que «la Ordenanza es muy clara y tiene que ver justamente con la necesidad de dar respuestas en el marco de la emergencia. Nadie puede discutir la situación que estamos viviendo y es un mensaje que daremos a la comunidad, de que no importa a qué partido pertenezcamos, sino que tenemos que trabajar todos juntos para dar respuesta a la sociedad».

Este proyecto está acompañado con la creación de una comisión de seguimiento integrada concejales y el Tribunal de Contralor, para «tener de forma constante, información sobre lo que se hace a través de estas herramientas».

(Bariloche Opina)

Te pueden interesar