19 julio, 2024

El Manso Inferior: con camiones de doble tracción esperan llegar a las familias aisladas

Una vez más, unas 30 familias quedaron aisladas a la altura del kilómetro 24 de la ruta provincial 83 a raíz del desborde del río Foyel. Por Lorena Roncarolo

Tras las intensas lluvias de los últimos días, gran cantidad de pobladores de El Manso Inferior, un paraje ubicado a unos 100 kilómetros de Bariloche, continúan aislados a la altura del kilómetro 24 de la ruta provincial 83 a raíz del desborde del río Foyel.

El comisionado de Fomento de El Manso Pablo Albornoz informó que en el transcurso de este domingo, intentarán acceder a la zona afectada con camiones de doble tracción de Parques Nacionales, Gendamería Nacional y Protección Civil. El objetivo es entregar módulos alimentarios, colchones y frazadas aportados por el Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro a las familias que permanecen aisladas.

«Está complicado. Si bien en las últimas horas, ha bajado mucho el agua, la ruta está cortada en el sector llamado El Seco. No pueden pasar autos ni camionetas. Solo unimog o tractores«, explicó Sergio Duschman propietario de un campo en la zona. Dijo que el problema es llegar con alimentos para los animales y que mucha gente se está quedando sin leña. «No se puede circular. Han llegado a sacar animales en botes», señaló.

Mónica Muñoz está a cargo del cuidado de los animales en uno de los campos de El Manso Inferior. «El agua casi entró a la casa. Ya la primera inundación fue tremenda, pero ésta fue la peor. Los animales no tienen lugar para comer porque está todo tapado por el agua. Se nos han muerto unas vacas y unas ovejas«, lamentó la mujer y agregó: «. «Necesitamos agua porque siempre tomamos agua del río pero en esta oportunidad, está marrón».

Otra pobladora, Nadia Lostra, señaló que se trata de la quinta inundación en lo que va del año: «Esta fue más grande que las anteriores y los que más sufren son los animales. El campo queda bajo agua. Se forrajea los animales llevando pasto en bote a las islitas donde se puede pasar. El tema es que ya arrancamos las pariciones de vacas y ovejas, pero algunos terneros y corderos no resisten este clima y terminan muriendo«.

Reconoció que todos los años, acumulan forraje por precaución. «De hecho, este año compramos exageradamente fardos de alfalfa y ya prácticamente estamos con poco y nada. Fue un año muy bravo pero contra el clima no se puede hacer nada. Habrá que planificar para prepararse mejor porque con el fenómeno de El Niño vienen dos años más con esta situación de fuertes lluvias», afirmó.

Albornoz explicó que seis familias decidieron autoevacuarse a casas de familiares. «Es una creciente extraordinaria. Hace muchos años que no pasaba. El agua llegó a lugares como no pasaba desde la gran inundación grande del 96. Los lagos Steffen y Martin están al tope de altura y sabemos que El Manso seguirá creciendo durante los próximos cuatro días», señaló el comisionado.

Los pobladores aseguran que todos los inviernos padecen crecidas del río Foyel. Pero este año, en lo que va del invierno, el desborde del río Foyel los sorprendió en varias ocasiones y unas 30 familias que residen del lago más cercano a Chile quedaron aisladas. Esperaban que la alcantarilla que se terminó este verano para que el agua pase por debajo del camino minimizara los riesgos de desbordes, pero el caudal es tanto que termina cortando la ruta. (Río Negro)