jue. Abr 2nd, 2020

El plan catalán contra el desperdicio alimentario ha permitido aprovechar 14,5 millones de kilos de comida en un año

Cataluña es una de las siete regiones europeas que participan en el proyecto Ecowaste4food, cuyo objetivo es definir estrategias para reducir el desperdicio de alimentos y promover la eficiencia de recursos.

La Agencia de Residuos de Cataluña ha presentado en Poznan (Polonia) los resultados del primer año del Plan de Acción para la Prevención del desperdicio alimentario en Cataluña, integrado por 145 proyectos y con 57 organizaciones implicadas. El Plan se inició en enero de 2019 y se prolongará hasta diciembre de 2020. Llegados a la mitad del plazo, se ha realizado una evaluación de su grado de implantación, y las cifras han sido positivas.

Los proyectos del Plan están repartidos en seis retos diferentes que han mostrado grados de cumplimiento diversos: conocimiento (45%), sensibilización (78%), prevención en origen (59%), aprovechamiento (55%), gobernanza (56%) y normativa (55%). La gran mayoría de proyectos, un 91%, prevén tener continuidad en 2020. Algunos de los proyectos han podido cuantificar sus éxitos con cifras, como los 29.500 alumnos sensibilizados con acciones impulsadas en el ámbito escolar o 14,5 millones de kilos de alimentos aprovechados. Dos de los 145 proyectos quedarán descartados debido a su inviabilidad, pero se añaden cinco nuevos, así que al inicio de 2020 el Plan contará con un total de 148 proyectos.

Ecowaste4food

El Plan se ha elaborado en el marco del proyecto Ecowaste4food, «Apoyo a la innovación ecológica para reducir el desperdicio alimentario y promoción de una economía eficiente en el consumo de recursos», un proyecto europeo Interreg de cuatro años de duración (2017- 2020). Los dos primeros años del proyecto han servido para que todas las regiones participantes intercambiaran buenas prácticas y debatieran sobre diferentes opciones de reducción del desperdicio. Este conocimiento ha dado como resultado un plan de acción hecho a medida para cada una de las regiones.

En el proyecto participan autoridades locales y regionales de siete países europeos. Así, además de Cataluña están Région Sur (Francia); Devon County (Reino Unido), Wielkopolska (Polonia), Ciudad de Ferrara (Italia), Western Macedonia (Grecia) y South Ostrobothnia (Finlandia). El proyecto quiere hacer frente a la pérdida recurrente de alimentos que no se consumen y, al mismo tiempo, demostrar que los residuos de alimentos pueden gestionarse para contribuir a una economía eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Ecowaste4food se centra en el nexo entre seguridad alimentaria, eficiencia de recursos, economía circular y gobernabilidad territorial, y sus resultados aportarán información para el debate de las prioridades futuras del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

6ª reunión de socios europeos

La ciudad de Poznan, en Polonia, ha acogido recientemente el 6º encuentro de los responsables de todas las regiones integrantes del proyecto Ecowaste4food, donde se ha presentado el estado de implementación de cada uno de los planes de acción. Se ha hecho especial énfasis en la influencia en políticas públicas. En el caso de Cataluña, esta posibilidad se materializa en el Anteproyecto de Ley de reducción del derroche alimentario, que se prevé que se apruebe durante el 2020; la Ley de prevención y gestión de residuos y de uso eficiente de los recursos, que se encuentra en proceso de redacción; el Plan Estratégico de la Alimentación de Cataluña; el nombramiento de Barcelona como Capital Mundial para la Alimentación Sostenible en 2021, y la Estrategia Alimentaria Metropolitana (EAM).

Fuente: residuosprofesional.com

Te pueden interesar