4 diciembre, 2022

El sarampión amenaza a 40 millones de niños

En 2021 un récord de casi 40 millones de niños no recibieron las vacunas necesarias contra el sarampión, en parte debido a la atención preferente que recibió la pandemia covid-19, indicó un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo que “la paradoja de la pandemia es que, mientras las vacunas contra la covid-19 se desarrollaron en tiempo récord y se desplegaron en la mayor campaña de vacunación de la historia, los programas de inmunización rutinarios se vieron gravemente perturbados”.

“Millones de niños se quedaron sin recibir las vacunas que salvan vidas contra enfermedades mortales como el sarampión”, agregó Tedros al presentar el informe en la sede de la OMS en esta ciudad suiza.

Mientras avanzaba la campaña de vacunación contra la covid el año pasado, 25 millones de niños no recibieron su primera dosis contra el sarampión, y otros 14,7 millones no recibieron la segunda.

Casi 61 millones de dosis de vacunas contra el sarampión se pospusieron o se perdieron debido a los retrasos relacionados con la pandemia en las campañas de inmunización en 18 países, un retroceso que dejó expuestos a millones de niños.

En 2021 hubo nueve millones de casos y 128 000 muertes por sarampión en todo el mundo, y 22 países experimentaron brotes grandes y perturbadores, según el reporte de la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos.

La directora de la entidad estadounidense, Rochelle P. Walensky, observó que “el número récord de niños susceptibles al sarampión muestra el profundo daño que han sufrido los sistemas de inmunización durante la pandemia” de covid.

“La paradoja de la pandemia es que, mientras las vacunas contra la covid-19 se desarrollaron en tiempo récord y se desplegaron en la mayor campaña de vacunación de la historia, los programas de inmunización rutinarios se vieron gravemente perturbados”: Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS insiste en que el retroceso en las campañas de vacunación, la merma en su cobertura, y los nuevos botes en 2022, hace que el sarampión sea una amenaza inminente en todas las regiones del mundo.

“Volver a poner en marcha los programas de inmunización es absolutamente crítico. Detrás de cada estadística de este informe hay un niño en riesgo de contraer una enfermedad prevenible”, insistió Tedros.

El sarampión es uno de los virus humanos más contagiosos, pero se puede prevenir casi por completo mediante la vacunación.

Sin embargo, se necesita una cobertura de 95 % o más de niños con dos dosis de vacunas para crear una inmunidad de grupo, que permita proteger a las comunidades y lograr la eliminación del sarampión.

El mundo está muy por debajo de ese 95 %, ya que sólo 81% de los niños reciben su primera dosis de vacuna y apenas 71 % reciben la segunda.

Globalmente son las tasas más bajas de cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna desde 2008, aunque la cobertura varía según el país.

El sarampión es una amenaza en cualquier lugar, ya que el virus puede propagarse rápidamente a múltiples comunidades y a través de las fronteras internacionales.

Ninguna región ha mantenido la eliminación del sarampión. Los 10 países que lo habían erradicado volvieron a sufrir brotes y se ha restablecido la transmisión.

La agencia de salud de las Naciones Unidas y la entidad estadounidense instaron a una acción coordinada y de colaboración por parte de todos los socios a nivel mundial, regional, nacional y local para priorizar los esfuerzos en la búsqueda e inmunización de todos los niños desprotegidos.

A-E/HM (IPS)

Otros posteos del Autor