4 diciembre, 2022

Escándalo por supuestos actos de corrupción: «Si hay incorrecciones hay que penalizarlas», afirmó Gennuso

Foto Marcelo Martínez

Por Daniel Marzal

El intendente instruyó al nuevo secretario de Ambiente y Desarrollo Urbano a revisar todo lo actuado en esa área estratégica en el último año a fin de detectar las presuntas irregularidades denunciadas públicamente por la exfuncionaria Viviana Gelain.

El intendente Gustavo Gennuso acusó recibo de las denuncias por supuestos actos de corrupción que realizó la funcionaria saliente Viviana Gelain y anunció este miércoles la decisión de revisar todo lo actuado en la secretaría de Ambiente y Desarrollo Urbano en el último año a fin de detectar las supuestas irregularidades.

Con gesto serio y sin cotestar preguntas, el intendente leyó un estudiado discurso durante el acto en el que tomó juramento al reemplazante de la funcionaria removida, Claudio Otano. En una puesta en escena en el que habló rodeado de todo su gabinete, Gennuso repitió al menos cinco veces la palabra “transparencia”.

Insistió en que ese valor es prioridad en su gestión y dijo que Otano fue encomendado para revisar hacia atrás todo lo actuado en materia de obras particulares, con auxilio de los colegios profesionales de arquitectos e ingenieros.

“Si hay incorrecciones hay que penalizarlas”, dijo el intendente con firmeza. Pero sin despejar las dudas instaladas por Gelain, que habló de un “esquema recaudatorio” paralelo en el área a su cargo.

Gennuso dijo que Otano tiene la indicación expresa de formular “las presentaciones administrativas y judiciales que correspondan” si se detectan ilícitos. De todas formas, los dichos de Gelain ya derivaron en una denuncia judicial impulsada por el Frente de Todos y la exfuncionaria fue citada esta mañana por la fiscalía para una primera ampliación de sus dichos.

Gelain fue eyectada del gabinete el último viernes, sin recibir mayores explicaciones. Le dijo Gennuso que se había aislado del resto del gabinete. Sobre su grave acusación, dijo que hubiera denunciado de encontrar las pruebas.

Gennuso en su mensaje no hizo alusión alguna a la secretaria saliente y eligió cargar contra la oposición, que una vez desatado el escándalo tardó apenas unas horas en llevar el tema a la Justicia, con una imputación por cohecho y asociación ilícita.

El intendente dijo que no piensa “mirar para otro lado” y descargó su malestar con los denunciantes. “Tampoco voy a permitir que aquellos que no tienen escrúpulos, en medio de una contienda electoral que se avecina, pongan en duda mis valores”, afirmó.


Revisión de los permisos de obra


Según señaló, a Otano le esperan la tarea de “realizar una revisión exhaustiva de todos los permisos (de obra) otorgados en el último año (la gestión de Gelain) y de los que están en trámite, para que no quede ninguna duda de la transparencia de los actos”.

También le encargó expresamente “invitar a los colegios profesionales para ser parte activa de esta revisión”, a fin proponer nuevos procedimientos y “darle más transparencia y celeridad”. Otano también tendrá atribuciones para “suspender los plazos” que estime conveniente. Gennuso dijo que “ante la mínima irregularidad” avanzarán con las denuncias. “Haremos todo para que no quede duda”, subrayó.

Como argumento defensivo, el intendente también incluyó en su mensaje una larga enumeración de las obras públicas realizadas en su gestión. “Eso sabemos, trabajar, a eso nos dedicamos con toda fuerza y pasión” dijo, en tono de campaña.

El intendente le tomó luego juramento a Otano y a quien lo reemplaza desde hoy en la secretaría de Fiscalización, Sebastián Rodríguez.

La designación de Otano (un exconcejal de origen radical) acentúa el perfil político en el manejo de un área clave como el planeamiento urbano y el trámite de nuevas inversiones inmobiliarias, que en la primera parte de la gestión Gennuso estuvo en manos del arquitecto Pablo Bullaude y luego incursionó con Gelain en una primera variante sin antecedentes profesionales en la materia. (Río Negro)

Otros posteos del Autor