26 enero, 2022

Estiman que la inflación fue menor en noviembre, pero no se descarta un repunte en diciembre

Por Giuliana Iglesias

Al igual que octubre, volvió a tener fuerte incidencia el rubro alimentos en donde se destaca un aumento del 7% en las carnes. Los analistas coinciden en que la inflación sigue en un piso muy elevado. Educación, vestimenta y esparcimiento son otros de los rubros que estuvieron por encima del 2%.

La próxima semana, el INDEC dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre. Esta vez con una particularidad: será un mes en el que se verá el impacto real que tuvo el congelamiento de precios de más de 1400 productos con vigencia hasta el 7 de enero. En octubre, la inflación midió 3,5% traccionado por los aumentos sobre todo en alimentos y en vestimenta donde el alza acumulada en lo que va del año – hasta octubre- es del 41,6% y un aumento interanual del 52,1%.

Los economistas consultados por Ámbito, coinciden en que la inflación de noviembre perfora el 3% pero todavía sigue en una base elevada y, nuevamente, serán los alimentos los que lideran las subas de precios dejando con efectos dispares la medida del Congelamiento de Precios. La demora en acordar con comercios de primera mano, una situación muy distinta a la de las grandes cadenas es una de las razones señaladas por las cuales más allá de los aumentos estacionales en algunos rubros, la suba no se detuvo.

«La inflación general parte del 3% en el mes de noviembre con desaceleración de la categoría alimentos y bebidas al 2,8%. Sin embargo, Indumentaria y Calzado y vivienda están por encima del indicador general superando ambos casos el 4% de inflación mensual. En el mes de Diciembre estacionalmente hay una suba de precios por lo cual se podría acelerar incluso por encima de la inflación de Octubre del 3,5% pasado al 3,8%» explicó Damián Di Pace Director de la Consultora Focus Market.

«En el mes posterior a la implementación del congelamiento de precios observamos una inflación desdoblada en el mercado minorista con una importante variedad de productos de consumo masivo congelados en las góndolas en las grandes superficies comerciales por una parte y con una variación de precios en el resto de los canales como autoservicio nacional, chino y pequeñas despensas» señaló Damián Di Pace Director de la Consultora Focus Market.

Para la consultora de Orlando Ferreres, el número es similar: 2,9% mensual. «De acuerdo con el IPC-OJF (GBA), la inflación de noviembre fue de 2,9% mensual y registró un crecimiento interanual de 46,7%. Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 3,3%,marcando un aumento de 48,5% anual. La inflación general acumulada fue de 41,6%».

En sintonía, C&T Consultora registra un alza de 2,6% mensual en noviembre, menor que el 3,7% de octubre y el 3,2% de noviembre de 2020. En este caso, la consultora estima que los principales aumentos estuvieron dados por educación – debido a los aumentos autorizados en colegios- esparcimiento – por el movimiento de fin de semana largo- e indumentaria – por mayor demanda en verano-.

En cuanto al rubro alimentos, «al igual que otros productos de consumo masivo, se moderaron fuertemente debido a la baja de precios que se dio sobre fin de octubre a causa del congelamiento de precios, que generó un gran arrastre estadístico en noviembre. Pero los alimentos, en especial, retomaron el alza durante noviembre, sobre todo, en la segunda y en la cuarta semana; esto deja un elevado arrastre estadístico para diciembre, lo que anticipa que en diciembre la inflación, no sólo de este rubro sino en general, será más elevada».

El Centro de Estudios Económicos y Sociales (CESO), por su parte, convalidó un impacto más fuerte del Congelamiento de Precios y estimó una inflación promedio del 2,2% mensual. Sin embargo, señala que la cuarta semana de noviembre estuvo marcada por un fuerte aumento de la carne con una variación de 4% en la semana y 7% en el mes. ). «En los cortes de carne vacuna, los aumentos varían entre un 15 y un 40% según el corte y el establecimiento. En las últimas cuatro semanas, en una cadena nacional encontramos incrementos del 37,5% en la picada especial, 27,6% en el cuadril de selección, 27,3% en palomita y del 24,3% en el bife de chorizo».

¿Por encima del 3%?

La consultora EcoGo destacó en su estimación promedio una inflación en el orden del 3,2%. En su argumento, afirma que «los precios regulados mostraron un modesto avance de 1,0% en noviembre» y coincide en que el aumento de las cuotas de los colegios porteños (4%) con subvención estatal impulsaron la suba.

Los analistas estiman que noviembre fue el mes con mayor alza en alimentos y bebidas (4,1%) marcando cierto escepticismo por el Congelamiento: «pese a la medidas implementadas por la Secretaría de Comercio sobre el cierre de octubre, noviembre interrumpe el sendero descendente que había exhibido el rubro en los últimos tres meses. Los incrementos más relevantes ocurrieron en la primera y en la última semana del mes (1,9% y 1,6% respectivamente), motivo por el cual el arrastre que deja noviembre para el último mes del año asciende a 1,8 p.p«.

Por último, SEIDO coincide con EcoGo en que la aceleración de los precios se registró en la última semana de noviembre y pronostica una inflación aún mayor, del 3,5% en sintonía con la cifra de octubre. «Esperamos que la inflación mensual se mantenga en niveles similares en diciembre, manteniéndose por encima del 3% intermensual», detalló el informe. «El congelamiento de precios y una tasa de cambio anclada pueden lograr enfriar la inflación a corto plazo, pero demostrarán ser insostenibles a largo plazo». (ámbito)