16 agosto, 2022

«Fábrica de dólares»: Gobierno analiza eliminar obligación del campo de liquidar divisas en 15 días 

El objetivo es engrosar las reservas del Banco Central. Y a su vez el sector agrícola se pueda cubrir de una eventual devaluación. Por Ezequiel Rudman

El Gobierno nacional comenzó a explorar una nueva medida para habilitar a las agroexportadoras y productores rurales a abrir cuentas en dólares en los bancos sin plazo para liquidar las divisas que ingresen de las exportaciones. El objetivo es activar la «fábrica de dólares» que impulsa Sergio Massa para engrosar las reservas del Banco Central y que, a su vez, el sector agrícola se pueda cubrir de una eventual devaluación de la moneda conservando los dólares depositados en el sistema financiero argentino.

La medida que se encuentra bajo análisis del Banco Central y del nuevo secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, apunta a la eliminación del plazo de 15 días que la autoridad monetaria dispuso para liquidar en pesos las divisas que ingresan por la exportación de las cosechas, tanto de cereales como de soja.

Hasta ahora, las agroexportadoras tenían un plazo de 15 días para introducir los dólares obtenidos a partir de las exportaciones en el mercado de cambios desde que pactan los embarques. La intención es hacer más atractiva la posibilidad de conservar los dólares dentro del sistema financiero sin la obligación de liquidarlos al tipo de cambio oficial, o al dólar «soja» implementado por Silvina Batakis antes de ser reemplazada por Massa en el Ministerio de Economía.

Dólares del campo

Así el gobierno nacional lograría acceder a un colchón de dólares de agroexportadoras y productores que demoran la venta de las cosechas especulando con una eventual devaluación del peso o una baja de las retenciones. Este año aún faltarían ingresar unos 14.000 millones de dólares en concepto de exportación de soja y unos 6.000 millones de dólares por venta de cereales que recién estarían disponibles a partir de diciembre cuando inicia la cosecha de trigo y sorgo.

De prosperar la medida, que debería aplicarse a través de una nueva disposición del Banco Central que habilita al sector agroexportador a mantener la posición en dólares sin plazo perentorio de 15 días para liquidar las divisas, el sistema financiero podría acceder a un aumento de liquidez en dólares de aproximadamente 20.000 millones de dólares.

La simplificación de los trámites para que los productores cerealeros accedan al nuevo régimen de liquidación de soja es una de las medidas en las que está trabajando el Banco Central, y que se llevará a la reunión prevista para mañana con la Mesa de Enlace, según anticipó hoy el designado secretario de Agricultura, Juan José Bahillo.

«Se está pensando que en la circular de hace unos diez días, que plantea un esquema de 30% que se puede liquidar y mantener en dólares, mejorar el proceso de liquidación de acceso del productor a ese sistema, hacerlo más directo y eliminar algunos pasos que no eran atractivos para el productor», indicó Bahillo esta mañana en declaraciones a El Destape Radio.

El designado secretario de Agricultura agregó que «el Banco Central está trabajando en ese sentido para dar respuesta al pedido del sector». A su vez, Bahillo reiteró que el agro es un «sector estratégico, importante», que «en el interior del país es uno de los sostenes» de las economías.

«También hay que generar una agenda de trabajo más ancha, que tenga en cuenta a las economías regionales; mirar las cadenas, incorporar todo lo que es ciencia y tecnología para producir más impactando menos, y desarrollar mercados externos», indicó en la entrevista. Aclaró también que los acuerdos anunciados anoche por el ministro de Economía, Sergio Massa, que redundarán en ingresos por exportaciones de u$s5.000 millones fueron sellados con «diversos sectores: agroexportadores, minero y pesquero»; y que son para «ingresos de dólares para tener futuras importaciones, en un plazo de 60 a 90 días».

«Esto dará solvencia a las reservas y generará las condiciones de previsibilidad macroeconómicas necesarias para que se siga invirtiendo en nuestro país, y siga manteniendo el nivel de actividad que están teniendo todos los sectores de la economía argentina», agregó Bahillo. Dijo también que la Mesa de Enlace tiene entre sus planteos principales «una mayor competitividad del dólar», que se alcanza «con un retoque en el tipo de cambio que no está previsto o una modificación de las retenciones».

«También están planteando condiciones de previsibilidad y estabilidad macroeconómicas», señaló, al tiempo que agregó que «lo primero es despejar del horizonte todas estas cuestiones que enturbian la toma de decisiones». Consideró que la tarea es «generar la tranquilidad para que no haya sobresaltos en los indicadores y que el productor tome la decisión (de liquidar) sabiendo que no se va a arrepentir la semana que viene», concluyó Bahillo. (ámbito)