25 enero, 2021

Fernández Oro: Formulan cargos y continuará detenido el acusado del crimen de Molina

La fiscalía de delitos contra las personas formuló cargos esta mañana contra un hombre de 52 años acusado de ser el autor del homicidio del que resultara víctima Héctor Molina.

El fiscal del caso informó que el hecho ocurrió el pasado sábado 21 de noviembre a las 03:30 y las 04:30 en la vía pública en un lugar lindante al canal de riego en el Puente 83, en Fernández Oro.

En esas circunstancias, el acusado aprovechándose de la oscuridad de la noche y ocultándose detrás de una pila de leña, le disparó a Molina con un escopeta calibre .16, impactando el proyectil en la cara de la víctima, provocando su fallecimiento.

La calificación legal del caso es homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma.

Según indicó el fiscal, todo habría tenido origen en conflictos previos y señaló que días antes de la agresión, Molina habría amenazado al acusado ya que este no le había querido vender bebidas alcohólicas.

Entre las principales evidencias, la fiscalía señaló los testimonios de vecinos que mencionaron que esa noche se oyeron una serie de disparos, siendo el último de ellos una detonación de una escopeta.
Por otro lado, señalaron los trabajos realizados por “tinto” uno de los canes de la Policía de Río Negro que marcó el lugar donde los investigadores consideran que se produjo el disparo y que presenta como indicio la presencia del acusado en el lugar.

Además mencionaron que según los informes preliminares del Gabinete de Criminalística y del Cuerpo de Investigación Forense, surge que la muerte se dio por un disparo de escopeta y a corta distancia. Esto se complementa con otros testimonios que mencionan que la familia del imputado tendrían en su poder un arma de fuego larga, que sería con la cual se materializó el ataque.

La defensa particular, consideró que existían irregularidades durante la investigación y que las evidencias reunidas hasta el momento eran débiles por lo que solicitó que no se tengan por formulados los cargos.

La fiscalía contestó a lo anterior que al momento de recibir distintas declaraciones a familiares del acusado el mismo no era sospechoso de ser autor del crimen y que además, las entrevistas a los allegados que tenían derecho a abstenerse a declarar no fueron tenidas en cuenta a la hora de formular la acusación.

Sobre este punto, la Jueza de Garantías resolvió tener por por formulados los cargos en los términos expuestos por los acusadores públicos y privados y recordó que se estaba en un etapa inicial de la investigación y que aun quedan diversas evidencias científicas que podrían reforzar el caudal probatorio.

Además la fiscalía solicitó la prisión preventiva del acusado entendiendo que en caso de recuperar la libertad el imputado podría intentar darse a la fuga o entorpecer la investigación. La querella acompañó este pedido, mientras que la defensa del acusado consideró que su representado debía recuperar la libertad o en su defecto, dictarse una prisión domiciliaria.

La Jueza de Garantías, consideró que si bien no se había acreditado el riesgo de fuga, si se deba el riesgo procesal de entorpecimiento a la investigación. En consecuencia dictó al prisión preventiva del acusado en una comisaría o establecimiento penal, según los protocolos del servicio penitenciario provincial.