26 enero, 2022

Gallardo otorgó tres días de licencia al plantel mientras decide su futuro

Los jugadores y el cuerpo técnico se volverán a encontrar el jueves por la mañana, de cara al partido ante Defensa y Justicia por la Liga, donde, a falta de dos fechas, River lleva una ventaja de 10 puntos a Talleres de Córdoba, su escolta.

Durante el descanso, el «Muñeco» Gallardo evaluará los pasos a seguir una vez terminada la competencia, el 18 de diciembre próximo, cuando juegue la final del Trofeo de Campeones con Colón (ganador de la Copa de la Liga 2021), de acuerdo con lo que anunció tras la obtención del título: “tengo derecho a evaluar mi continuidad, le di todo a River”.

Si bien la dirigencia, sus colaboradores y los jugadores no tienen ningún indicio, el tiempo de la definición se acorta pues la semana que viene, tras los comicios que se realizarán en el club de Núñez, las nuevas autoridades van a reunirse con el entrenador para planificar el 2022.

El próximo sábado habrá elecciones en River y el trinomio del oficialismo que conforman Jorge Brito, Matías Patanián e Ignacio Villaroel -que tienen todas las chances de continuar el mandato de Rodolfo D´Onofrio- le presentará a Gallardo un nuevo proyecto a cuatro años.

A todo esto, ante la duda que dejó abierta el propio Gallardo, además del interés de la Asociación Uruguaya de Fútbol que le presentó una propuesta al representante, Juan Berros, se sumó hoy un rumor desde Flamengo.

El equipo carioca, uno de los más poderosos del continente, que acaba de perder la final de la Copa Libertadores y está por quedar segundo en el Brasileirao, despedirá a Renato Gaúcho y tiene a Gallardo en carpeta, según trascendió en varios medios de prensa de Río de Janeiro.

De todos modos, Gallardo -quien se fue sin hacer declaraciones de Rosario luego del empate en dos goles de su equipo- ya anunció que no hablará con nadie hasta tanto no tome la decisión que el «mundo River» está esperando (la firma de un nuevo contrato) o buscar nuevos horizontes tras siete años y medio de exitosa gestión.

El descanso del plantel tiene dos excepciones: los lesionados Benjamín Rollheiser, quien sufrió un desgarro y antes del fin de semana tendrá el alta médica; y Fabrizio Angileri, con molestias en el músculo isquiotibial izquierdo, zona donde sufrió ya dos lesiones.

En cuanto a Nicolás de la Cruz, está mucho mejor de la trombosis en el pie izquierdo. La semana próxima le van a retirar la medicación para que pueda entrenar con normalidad y ser parte del grupo.

Luego de jugar con Defensa y Justicia en el Monumental, el equipo «millonario» viajará a Tucumán para cerrar la Liga ante Atlético y después le quedará la final con Colón, que está programada para el 18 de diciembre en Santiago del Estero.