15 mayo, 2021

“Hay que solucionar rápidamente el conflicto en Neuquén que afecta la producción de Vaca Muerta”

El intendente de Campo Grande, Ariel Rivero, expresó su preocupación por los cortes de ruta del sector salud en Neuquén que afectan el transporte de combustible de Vaca Muerta, señalando que si bien se solidariza con el reclamo, el conflicto “hay que solucionarlo rápidamente”. “Lesiona la actividad productiva”, aseveró. Recordó que su localidad “también se ve perjudicada porque estamos a la vera de la ruta 69 por donde pasa casi toda la logística que demanda Vaca Muerta”.

Rivero dijo en diálogo con APP que “la gente de salud es la que más trabaja por la pandemia y merece salarios acordes”, subrayando que “hay que sentarse en una mesa para solucionar el conflicto”, más allá que no quiere meterse en las atribuciones jurisdiccionales de Neuquén.

Mencionó que hay un tema de fondo de las desigualdades salariales en el país, ejemplificando que el trabajador petrolero o el camionero tienen salarios altos, que son legítimos, pero un trabajador o un profesional de la salud no puede ser que tenga un haber mucho menor. “Si el petrolero gana 150 mil pesos, un profesional médico debería ganar 250 mil pesos”, indicó.

Agregó que además hay desigualdades en los mismos rubros entre provincias, porque a pesar del justo reclamo, los estatales neuquinos tienen mejores salarios que en  Río Negro.  Al mencionársele que los trabajadores nucleados en la Asociación Sindical de Salud Pública de Río Negro (Asspur) precisamente también quieren replicar medidas similares a las de sus pares neuquino, expresó que “acá en Campo Grande nosotros arreglamos el tema salarial con una suba del 32%, pero la realidad indica que nada alcanza, el aumento de la canasta básica de alimentos es importante y por eso todos tienen derecho a reclamar, pero habría que dejar liberado por lo menos un carril y no hacer un corte total de ruta porque el país tiene que andar”.

Rivero gráficó que el conflicto sobre las rutas de salida de Vaca Muerta genera desabastecimiento de combustible, pérdidas diarias en producción de 7 u 8 millones de dólares y, lo grave, es que no se perciben todavía soluciones de fondo.

Concluyó que “la pandemia complicó todas las situaciones acá y en el mundo, y la plata no alcanza, por eso hay que entender que estamos en una situación límite, por más voluntad que haya por ahí no se pueden dar todas las respuestas”. (APP)