21 octubre, 2021

Impulsan querella penal contra Parques Nacionales: “Hay una renuncia a la soberanía nacional en Villa Mascardi”

El presidente de la Junta Vecinal Villa Mascardi y propietario en el lugar de La Cristalina, Diego Frutos, viene denunciando la usurpación de la autodenominada comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu de tierras de Parques Nacionales y privadas,  y supuestos ataques, saqueos y destrozos por parte de sus miembros, con capuchas para evitar su identidad, a propiedades privadas como la suya.

Fue uno de los impulsores del Foro Consenso Bariloche, donde predominó la postura de requerir la intervención de las fuerzas de seguridad para terminar con la usurpación, que para el grupo mapuche constituye una recuperación de su tierra ancestral. Día después, a fines de agosto, denunció que fue perseguido por un grupo de la comunidad que lo obligó a escaparse hacia una zona de altura del bosque y ser rescatado posteriormente por el grupo COER de la policía provincial.

Diego Frutos informó a APP que “presentamos una querella penal contra el directorio de Parques Nacionales, que maneja todo esto con el ministro de Medio Ambiente Juan Cabandié, que es un burro total, porque yo he estado personalmente con él y ni sabe dónde está parado, porque habla de un comanejo entre Parques y ese grupo de delincuentes, tildándolo de comunidad cuando todos sabemos que no es una comunidad mapuche, es toda una muchachada que se ha juntado, que se han rebelado a la vida, de lo que fue el rezago del caso Maldonado y que se vinieron a refugiar a Mascardi”.

Denunció además que en el grupo del Lafken Winkul Mapu hay “sobrinos de Luis Pilquimán, vicepresidente del INAI, que se dedica a traerles víveres los fines de semana y más gente a medida que van avanzando sobre fracciones de terrenos, parientes de ellos”.

Por su parte el abogado Nicolás Suárez Colman, conocido también por su protagonismo como dirigente del PRO, patrocinante de Frutos, señaló a APP que “hay una renuncia a la soberanía nacional en Villa Mascardi”. Fundamentó que “no hay antecedentes en la Argentina de lo que pasa en Mascardi, se trata de un grupo que de la noche a la mañana pasó a denominarse mapuche, que dice que una de sus integrantes tuvo una epifanía y les dijo que Mascardi era el lugar de sus ancestros”. “Antes de reconocerse como mapuches militaban en una iglesia mormona, Virgen de las Nieves”, explicitó.  Denunció que funcionarios del actual gobierno, entre ellos Magdalena Odarda y Martín Soria, “comenzaron a colaborar activamente con estas usurpaciones”. “Hay 230 causas por lesiones, lesiones graves, uso de armas, agresiones, toma de posesiones, cortes de ruta, etc.”, de miembros del grupo que actúan ancapuchados.

Diagnosticó que “esto generó un caos en la zona, las autoridades no ayudan a resolverlo y en el medio están los vecinos, en el medio está el derecho de la propiedad privada, y quienes quieren ir a pasar el fin de semana a Mascardi y se encuentran con estos violentos que piden dinero para habilitarlos a quedarse en el lugar”, sentenció.

Sobre la presentación de la denuncia penal contra Parques Nacionales, explicó que lo hicieron porque por directivas del gobierno nacional Parques se retiró de la querella por la usurpación cuando se estaba por elevar la causa a juicio oral. “Esto genera un perjuicio enorme, se viola la constitución y se deja en desprotección a los vecinos”, aseguró.

Frutos afirmó por su parte que “Magdalena Odarda, titular del INAI, y Pilquimán son socios; el INAI debería haber realizado ya el relevamiento de comunidades en el 2006 (ley 26160) y lo vienen prorrogando hasta el día de hoy; el INAI es un antro de ñoquis que no hacen nada”. Mencionó que esa norma vence en noviembre de este año y “la quieren seguir prorrogando cuatro años más para darle trabajo a quienes no hacen nada, que son ñoquis”.

Mencionó que en su caso, como en el de otros propietarios de la zona, “tenemos nuestras escrituras legales, reconocidas por el estado”, no es que las obtuvieron en forma irregular o vulnerando derechos de las comunidades.

Informó que “yo he recibido muchos ataques, el último hace un mes, al día siguiente que los denuncié por robarme la luz, lo que fue constatado por la empresa de energía eléctrica, y tuve que correr por la montaña, refugiarme, y el grupo COER me pudo rescatar”.

Criticó que “no existe ninguna fuerza federal ni ninguna otra fuerza para protegernos, está Gendarmería muy distante, 7 kilómetros antes de Mascardi, y no se entera de los atropellos que vivimos, el gobierno nacional se desentiende, patea para adelante, quiere las mesas de diálogo que son vacías de contenido cuyo único fin son perpetuar el problema”.

Calificó al crimen de Rafael Nahuel como “una trampa, fue mandado al frente por sus primos y su tía, que es la líder de toda esta banda de encapuchados, y en esa refriega resultó herido y finalmente falleció”, señalando que no era mapuche y “lo habían alistado el día anterior”.

Hay que señalar que días atrás el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, anunció  que la estrategia de Parques Nacionales al retirarse de la querella por la usurpación de tierras en Villa Mascardi, es generar un comanejo con la comunidad mapuche allí instalada, la lof Lafken Winkul Mapu. Dijo que “la posición es siempre el diálogo” al justificar así que en junio Parques Nacionales desistió de seguir impulsando el juicio por usurpación contra integrantes de la comunidad mapuche que ocupan el predio del organismo nacional a unos 40 kilómetros de Bariloche, desde noviembre de 2017. “Parques no renuncia (a las tierras), Parques lo que hace es introducirse en el diálogo y hacer tareas de comanejo”, afirmó Cabandié y remarcó que los parques Nahuel Huapi y Lanín tiene amplia experiencia en la región en tareas de comanejo con comunidades mapuches. Casualmente en la zona de Mascardi hay comanejo con la comunidad Wiritray, que intenta ser querellante en la causa penal que se tramita en el Juzgado Federal de Bariloche, patrocinada por el abogado Ernesto Saavedra y la asesora de Patricia Bullrich, Florencia Arieto. (APP)