29 noviembre, 2022

Indígenas liberan el barco con 150 personas a bordo que retenían en el Amazonas peruano

Fue en protesta por un enorme derrame de petróleo en la zona. La embarcación estuvo anclada por más de 24 horas. A bordo se encontraban 17 extranjeros.

Una comunidad indígena en Perú liberó a más de un centenar de personas, incluyendo al menos 17 extranjeros, que estuvieron a bordo en una embarcación retenida desde hace un día en protesta contra el Gobierno por un derrame de petróleo, dijo el viernes una de las pasajeras y un grupo defensor de los derechos.

«Estamos haciendo esto (la protesta) por la desatención del Gobierno», dijo más temprano Trujillo. El dirigente agregó que en la embarcación estuvieron aproximadamente 150 personas, incluyendo entre 17 y 23 «turistas de cinco nacionalidades».

El derrame de crudo ocurrió el 16 de septiembre por una rotura del oleoducto de la estatal Petroperú. El oleoducto, que transporta crudo desde el Amazonas hasta la costa para ser refinado, ha sufrido varios derrames en los últimos años por «cortes intencionales» ajenos a la empresa, según Petroperú.

Si bien el Ministerio del Medio Ambiente del país estimó el derrame en 2.500 barriles, la empresa petrolera no ha dado hasta una estimación del volumen del derrame.

«Nuestro pedido de manera muy puntual es que se declare en estado de emergencia por los constantes derrames que se vienen dando en nuestro territorio», manifestó el dirigente Trujillo.

La ministra de Energía y Minas, Alessandra Herrera, señaló en una conferencia de prensa que estaban atendiendo los reclamos de las comunidades afectadas. «No hay ninguna desatención del Gobierno, hemos venido desarrollando reuniones de trabajo para identificar las necesidades inmediatas por este derrame», dijo.

Una pasajera dijo que en la embarcación estuvieron niños, personas de la tercera edad, discapacitadas y hasta mujeres embarazadas. También señaló que entre los retenidos había franceses, alemanes, británicos, españoles, brasileños y «10 ciclistas estadounidenses«.

La cancillería del Reino Unido dijo en un comunicado que estaba en contacto con las autoridades locales con respecto a un «número muy pequeño de ciudadanos británicos involucrados en un incidente en Perú».

El derrame de crudo en Cuninico es al menos el segundo que se produce en el país este año, después de que la española Repsol derramara más de 10.000 barriles en el Pacífico en enero desde un buque tanque que estaba descargando en una refinería de la compañía cerca de la capital de Perú, Lima.

(Reporte de Marco Aquino, editado por Aida Peláez-Fernández, Reuters)

Otros posteos del Autor