4 agosto, 2021

Juzgarán a un empleado administrativo que se apoderó de unos 500 mil pesos en Bariloche

La fiscalía lo acusa por el delito de administración fraudulenta en perjuicio del Colegio Médico Bariloche. Detectaron que el imputado había recibido 16 transferencias de dinero desde las cuentas de esa institución.

Un hombre que se desempeñaba como encargado administrativo del Colegio Médico Regional Bariloche será juzgado por haber cometido presuntamente el delito de administración fraudulenta en perjuicio de esa entidad. La fiscalía le atribuye haberse apoderado de 518.000 pesos, que pertenecían a esa institución.

El juez Marcos Burgos admitió la acusación contra Jorge Olguín Rojas que presentaron los fiscales Guillermo Lista y Gerardo Miranda (adjunto) que investigaron el caso. Y habilitó la apertura a juicio, en una audiencia que se hizo el jueves, informaron fuentes judiciales.

En la acusación, los fiscales sostienen que Olguín Rojas se desempeñaba como encargado administrativo a cargo del Colegio Médico Regional Bariloche, cuya sede está ubicada en Gallardo 1334 de esta ciudad, y tenía a su cargo el cuidado de los intereses patrimoniales de esa institución.

En esas circunstancias, el imputado violó los deberes a su cargo, con la finalidad de obtener y/o procurar para sí un provecho económico, relataron los fiscales. Sostuvieron que entre el 24 de noviembre de 2017 y el 25 de julio de 2019, Olguín Rojas “se aprovechó del cargo que ostentaba” y le ordenó a un empleado administrativo que hiciera 15 transferencias desde la cuenta del Colegio Médico a su cuenta bancaria por un total de 468.000 pesos.

Las fuentes judiciales dijeron que la fiscalía le había atribuido además haber ordenado a otro empleado administrativo que le transfiriera desde la cuenta del Colegio Médico 50.000 pesos a su cuenta personal. Por eso, son 16 transferencias bancarias que la fiscalía detectó.

“Todo ello sin contar con autorización de la comisión directiva, ni documentación respaldatoria alguna”, advirtieron en la acusación. Y aseguraron que esas maniobras se hicieron con el pleno desconocimiento de las autoridades del Colegio Médico.

Los fiscales en la audiencia de control de acusación presentaron al juez las pruebas y testigos que ofrecerán en el juicio para sostener la acusación. El imputado estuvo asistido por el defensor particular Sebastián Arrondo. Y el Colegio Médico es querellante con el patrocinio del abogado Raúl Ochoa. (Río Negro)