16 agosto, 2022

La Aduana detectó maniobras de sobrefacturación con barbijos importados de China

La operación, conocida como «rulo de importaciones», consiste en declarar el ingreso de mercadería a valores muy superiores a los reales para acceder a dólares a precio oficial. Por Gerardo Choren

La Aduana denunció en la Justicia Penal Económica operaciones irregulares de importación de barbijos y desarticuló una maniobra de sobrefacturación por un monto cercano a los US$ 4 millones.

Esta operación, conocida como «rulo de importaciones», consiste en declarar el ingreso al país de mercadería a valores sensiblemente superiores a los reales, con el propósito de acceder ilícitamente a una mayor cantidad de dólares a precio oficial, para luego ser transferidos al exterior y, finalmente, convertirlos al valor del dólar financiero, explicó el organismo.

Por antecedentes de operaciones recientes, la Aduana estimó que el valor real de la mercadería importada ascendería a US$ 563.000, mientras que el valor declarado en las operaciones investigadas fue de US$ 4,1 millones, con una sobrefacturación total estimada de un 730%.

La Aduana radicó la denuncia ante el Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nro. 11 e interviene la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico Nro. 7, que tiene delegada la instrucción; la mercadería se encuentra incautada por el ente de control.

En un comunicado, el organismo detalló que dos empresas del rubro textil declararon el ingreso al país de barbijos al amparo de los beneficios del Decreto N° 333/2020 (dictado en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19) a valores muy superiores a los del mercado internacional e inclusive local. En total, se trata de 1,7 millón de barbijos sobrefacturados.

Además, en otro de los contenedores de las mismas empresas se descubrieron plaquetas de video para minar criptomonedas con una sobrefacturación del 800%.

En este marco, la Aduana recordó que puso en práctica una fiscalización sistémica de importaciones con triangulación comercial de mercadería proveniente de China y refacturada desde Estados Unidos. Esa medida abarca a 722 firmas importadoras que documentaron 13.640 operaciones de importación por un monto de U$S 1.254 millones.

Esta semana se enviaron los primeros 150 requerimientos a firmas que importaron mercadería de los siguientes rubros: computación (plaquetas de video y máquinas para minar criptomonedas), fertilizantes, químicos orgánicos, reactivos para Covid y teléfonos celulares, entre otros.

«Si bien la triangulación no es una irregularidad en sí misma, la fiscalización masiva tiene como objetivo la detección de sobrefacturación de importaciones con el objetivo de hacerse de dólares al precio oficial de manera ilegal», subrayó el organismo.

En esa línea, explicó que se analizarán los precios usuales del mercado de China, se cotejarán esos valores con las bases de información a las que accede la Aduana por su Convenio de Cooperación con ese país y se los compulsará con los documentados por las firmas importadoras.  (NA)