18 enero, 2021

La dotación sensorial del recién nacido. El tacto

Estando todavía en el claustro materno, el feto ya ha podido percibir el contacto de su cuerpo con el líquido amniótico, y en el período final de la gestación, durante las contracciones, ha sentido igualmente la presión del útero.

En su fase de recién nacido es, muy sensible a la manipulación, al modo en que lo toman y lo tocan.

Hay gestos que lo tranquilizan y otros que lo excitan.

De igual manera, a través del contacto con el agua templada del baño, o al recibir masajes y caricias suaves, experimenta sensaciones placenteras, que le sirven de estimulo y aumentan poco a poco su seguridad. (23)

Marcela Vaiser

Maestra jardinera – Matrícula 758536

Email marceladora23@gmail.com

Bahía Blanca – Argentina
Fuente: Pedagogía y Psicología infantil El lactante Biblioteca práctica para padres y educadores Editorial Cultural S.A Madrid España