2 diciembre, 2022

La Unctad advierte contra fuga de carbono hacia países pobres

Los Países Menos Adelantados (PMA) no deben convertirse en “refugios de carbono” a medida que los contaminadores en los países ricos eliminan de sus economías las industrias de altas emisiones, advirtió un nuevo informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

Las “leyes ambientales eficaces y cada vez más restrictivas” en los países industrializados, para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), causante de contaminación y de calentamiento de la atmósfera, empujan a las empresas a contaminar en el extranjero, indicó el informe.

Y cualquier política de socios comerciales dirigida a las emisiones de carbono, generadas por la producción de bienes exportados, podría tener un fuerte efecto moderador en las exportaciones de los PMA, incluso indirectamente en el caso de que estos últimos estén exentos de ella.

Rebeca Grynspan, secretaria general de la Unctad, advirtió de “consecuencias graves” si esas políticas “desplazaran las industrias contaminantes de los países desarrollados a los PMA para permitir que los primeros cumplan con sus compromisos de reducción de emisiones de carbono”.

Los PMA “soportan de manera desproporcionada la carga de los impactos del cambio climático”, dijo Grynspan.

“La comunidad internacional debe tener en cuenta sus necesidades de desarrollo y apoyarlas plenamente para garantizar una transición justa, equilibrada y sostenible con bajas emisiones de carbono”, agregó.

“Los países menos adelantados soportan de manera desproporcionada la carga de los impactos del cambio climático. La comunidad internacional debe tener en cuenta sus necesidades de desarrollo y apoyarlas plenamente para garantizar una transición justa, equilibrada y sostenible con bajas emisiones de carbono”: Rebeca Grynspan.

Según la Unctad, la fuga de carbono ocurre cuando los países con políticas estrictas de emisión de carbono provocan un aumento de las emisiones en otros países, como resultado directo del aumento del costo de reducir las emisiones en el país regulado.

A la entidad le preocupa que los PMA, que están marginados en el comercio mundial, se enfrenten ahora a vientos en contra adicionales debido a las políticas ambientales de sus socios comerciales.

Los 46 PMA –casi todos en África, Asia, la región del Pacífico, y Haití en el Caribe- son el hogar de 1100 millones de personas y generan emisiones mínimas de CO2: en 2019, representaron menos de cuatro por ciento de las emisiones globales totales de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, en los últimos 50 años, 69 % de las muertes a nivel mundial por desastres relacionados con el clima se han producido en los PMA.

Por otra parte, las economías de los PMA dependen en gran medida de las exportaciones de productos básicos como minerales, metales y combustibles, que provocan elevadas emisiones de CO2.

A menudo, sus productos son insumos de las cadenas de valor mundiales intensivas en carbono, como los metálicos, el cemento, los fertilizantes o la electricidad.

Entre 2018 y 2020, alrededor de 80 % de los PMA se clasificaron como dependientes de los productos básicos, lo que significa que más de 60 % de sus exportaciones de mercancías consistieron en productos primarios.

Por lo tanto, el impulso para reducir las emisiones de carbono podría tener un impacto negativo en los sectores exportadores de los PMA, advierte el informe.

Los más de dos tercios de los PMA cuyas economías dependen de la exportación de productos básicos intensivos en carbono podrían enfrentarse a graves restricciones fiscales, y a pérdidas de producción económica, si se redujera considerablemente la extracción de esos rubros.

Ante la vulnerabilidad de las economías de los PMA, la Unctad insta a los asociados para el desarrollo a otorgar un trato especial y diferenciado a esos 46 países, con financiación específica, suficientemente flexible y a largo plazo.

Al mismo tiempo, los PMA necesitan políticas nacionales para la transición a una economía baja en carbono. Se trata de promover la adopción de tecnologías e innovaciones ecológicas y crear un entorno propicio para la mejora tecnológica y una innovación más amplia, según el análisis de la Unctad.

El informe fue publicado poco antes de iniciarse, el 6 de noviembre, la 27 Conferencia de las Partes (COP27) sobre cambio climático de la ONU, en Sharm el Sheij, en las costas sureñas de Egipto.

A-E/HM (IPS)

Otros posteos del Autor