18 enero, 2021

Las aerolíneas buscan remplazar las cuarentenas con un Travel Pass sanitario para turistas

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo anunció el desarrollo de un sistema de seguimiento que acelere la reapertura plena de la industria aerocomercial. «No podemos esperar a las vacunas».

La crisis de las empresas aerocomerciales por el cierre de las fronteras es tal que desde el sector se aplicaron a desarrollar un sistema de seguimiento que facilite la reapertura de los vuelos comerciales internacionales. Por eso, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció este lunes que se encuentra en la fase final de desarrollo un pase digital de salud llamado «IATA Travel Pass».

Se trata de un soporte de información para respaldar la reapertura segura de las fronteras a nivel global y que buscará consolidar la recuperación de la industria aerocomercial.

El anuncio fue formulado esta mañana por Alexander De Juniac, CEO y director de IATA, como parte del mensaje de apertura de la Asamblea Anual -y virtual- de la institución que reúne a las empresas aerocomerciales, fábricas, proveedores y otras entidades vinculadas con la industria de la aeronáutica internacional. En la Asamblea se acordó que De Juniac, ex CEO de AirFrance-KLM, dejará IATA en marzo   y será reemplazado por Willie Walsh, ex CEO de International Airlines Group (IAG) del que forma parte Iberia y British Airways.

«Hoy las fronteras están doblemente cerradas. Las pruebas de Covid-19 son la primera clave para permitir viajes internacionales sin medidas de cuarentena. La segunda clave es la infraestructura de información global necesaria para gestionar, compartir y verificar de forma segura los datos de prueba que coincidan con las identidades de los viajeros de conformidad con los requisitos de control fronterizo», dijo De Juniac.

Remarcó que «ese es el trabajo del IATA Travel Pass. Lo llevaremos al mercado en los próximos meses para satisfacer también las necesidades de las diversas burbujas de viajes y corredores de salud pública que están comenzando a operar».

El trabajo lo están haciendo desde IATA en conjunto con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y también con las autoridades de salud pública de los países. Y consiste en un sistema de coordinación entre aerolíneas y aeropuertos «con un enfoque de múltiples capas para reducir el riesgo de transmisión durante el viaje».

La idea es reemplazar las cuarentenas que los países exigen a los viajeros al llegar y que resultan «poco efectivas» para controlar la circulación viral, pero muy disuasivas de los viajes.

Según explicó De Juniac: «Los gobiernos están comenzando a utilizar las pruebas como un medio para limitar los riesgos de la importación de Covid 19 al reabrir sus fronteras a los viajeros sin medidas de cuarentena. IATA Travel Pass gestionará y verificará el flujo seguro de las pruebas necesarias o la información sobre vacunas entre gobiernos, aerolíneas, laboratorios y viajeros».

Respecto de esperar a la llegada de las vacunas para que no sean necesarios los controles PCR y otras medidas de seguimiento, el directivo señaló que: «aunque las noticias recientes sobre vacunas son alentadoras, literalmente no podemos permitirnos esperar a que la mayoría reciba una vacuna antes de reabrir nuestras fronteras. El progreso de las vacunas no debe distraer la activación de las pruebas previas antes de iniciar un vuelo».

«Tenemos planes en marcha para apoyar la distribución de la vacuna, en lo que probablemente sería el mayor impulso de la historia, pero literalmente no podemos permitirnos esperar a que la mayoría reciba una vacuna antes de reabrir nuestras fronteras».

Enfatizó que «debemos empezar a reabrir ahora sin demora, porque reiniciar de forma segura la conectividad global ayudará a poner en marcha la economía global, salvar puestos de trabajo y mejorar la situación de las empresas, y es por eso que es nuestra máxima prioridad». (LPO)