20 junio, 2021

Los empresarios ya deben preparar el terreno para la etapa que se viene

Hacerse de caja, transformar materia prima en producto final, tener stock y conservar el portfolio de productos y servicios con alto valor agregado, son algunos de los consejos a tener en cuenta en medio de las restricciones. Por Walter Morales

Las empresas que pudieron acopiar stock y cancelar pasivos financieros, van a estar en inmejorables condiciones para dar más plazo con la finalidad de ganar mercado.

El Gobierno nacional extendió las restricciones hasta el 21 de mayo y ya sienten algunos algunos efectos de una segunda ola de Covid-19:

  • Se va a reducir el crecimiento económico.
  • Acelerará el proceso de Convocatoria de Acreedores.
  • Presión devaluatoria con subas del blue y los dólares bursátiles.
  • Desaceleración de las exportaciones.

Entrando en la economía, si luego de las elecciones no hay un shock de realismo la Argentina va a tirar por la borda cualquier “mejora” que pueda llegar a producirse en el PBI, porque por el sólo hecho de que la base comparación es muy baja: es lógico esperar que este año se crezca entre 4% y 5% si se producen cierres o fuertes restricciones y un punto más si se mantienen las actuales, el cual a su vez es prácticamente nulo dado el fuerte arrastre estadístico que dejó 2020.

Un cierre de actividades mucho más extenso por el Covid-19 implicaría un golpe definitivo para muchas empresas. El Gobierno lo sabe por eso no quiere cerrar nada, pero una segunda ola puede imponerse. Lo mejor, frente a esta posibilidad, no está en hacerse de stock (sí reponer lo vendido), sino en hacerse de caja, porque contar con liquidez es clave cuando no hay fondos para otorgar ATP. Eso sí, toda la materia prima y partes que tengamos, hay que transformarla en producto final cuanto antes, aún si somos esenciales, porque no sabemos si nuestro nivel productivo se verá acotado por casos de Covid-19 en nuestra empresa.

Uno de los consejos para las empresas es aprovechar las materias primeras para fabricar ahora productos terminados y tenerlos listos para volcarlos al mercados cuando se necesite. NA

Tarde o temprano, la economía va a recuperarse a un paso más acelerado, por eso es clave tener stock para atender los requerimientos del mercado, pero sin sacrificar la caja. El que tenga producto va a ser el ganador. Además de stock es importante contar con solvencia y liquidez, para que seamos los elegidos por proveedores y bancos.

En materia de ventas, cuando pensamos en un país con crisis económicas recurrentes, debemos tener en nuestro portfolio productos y servicios con alto valor agregado, los que generalmente aportan el 20% de la facturación pero más de la mitad de la ganancia. Si tenemos un posicionamiento orientado al volumen, debemos tener espalda financiera o la disciplina de anticiparnos a los cambios de mercado y reducir la estructura, con los costos que ello conlleva.

Ahora, a pesar de las dudas que hemos plasmado, como crecimiento va haber y no todas las empresas van a poder aprovecharlo porque parten de situaciones financieras muy diferentes, 2021 será un año para ganar share a cuestas de los que van a perderlo.

El stock será clave para afrontar la etapa de levantamiento de restricciones, porque se espera una gran demanda de productos.

Las empresas que pudieron acopiar stock y cancelar pasivos financieros, van a estar en inmejorables condiciones para dar más plazo con la finalidad de ganar mercado. Tenemos que contar con información sobre la situación de la competencia para saber si estamos en un momento óptimo de hacer una campaña de marketing agresiva, sin necesidad de sacrificar Ebitda.

(*) Presidente de Wise. (ámbito)