18 mayo, 2024

Microtia: una enfermedad que afecta principalmente a los bebés recién nacidos  

El 9 de noviembre se celebra el Día de la Microtia, un defecto congénito que implica una mala formación del oído. En este marco, el Dr. Martín Duci Chavarria, referente de MED-EL, explica qué es, cómo se desarrolla y cuáles son las soluciones posibles que han cambiado la vida de miles de personas con pérdida auditiva

La microtia es un defecto congénito en el cual la oreja suele ser más pequeña y por ende no se ha formado correctamente, afectando tanto la parte externa del oído como al canal auditivo. Por este motivo, el sonido no puede llegar al oído medio e interno tan fácilmente, causando pérdida auditiva conductiva. En el mundo, alrededor de uno o dos bebés de cada 10.000 nacen con microtia. En Jujuy, llegan a nacer 20 bebés por cada 10.000.

En 2017 se lanzó un dispositivo de conducción ósea de última generación que ofrece a las personas una solución no quirúrgica para la pérdida de audición conductiva, se trata del ADHEAR. “Elegir el dispositivo correcto fue clave para tratar los casos de microtia, porque la mayoría de los dispositivos de conducción ósea no implantables están unidos a una diadema o banda blanda. A medida que el dispositivo vibra, estas vibraciones sonoras se transmiten a los huesos del cráneo y a la cóclea en el oído interno. Esto permite escuchar, pero la presión aplicada sobre la piel puede ser demasiado fuerte, especialmente para los niños.”, señala el DrMartín Duci Chavarria referente de MED-EL.

Conociendo ADHEAR

ADHEAR es ideal para personas de cualquier edad con pérdida auditiva conductiva que no pueden o no quieren someterse a una intervención quirúrgica de implante de conducción ósea. El sistema consta de dos componentes externos: un adaptador adhesivo que se coloca en la piel detrás de la oreja y un procesador de audio. El procesador de audio capta las ondas sonoras, las convierte en vibraciones y las transmite al hueso a través del avanzado adaptador adhesivo. A continuación, el hueso transmite las vibraciones a través del cráneo hasta el oído interno, donde se procesan como un sonido normal.

La conducción ósea utiliza el hueso del cráneo para transmitir las ondas sonoras directamente al oído interno y puede ser una opción adecuada para las personas con pérdida de audición debido a problemas en el conducto auditivo externo, el tímpano o los huesos del oído medio.  Por ejemplo, 1 de cada 6.000-12.000 personas padece microtia y atresia, lo que provoca malformaciones del oído externo. Una solución de conducción ósea puede suponer una diferencia positiva para las personas que padecen estas afecciones. MED-EL siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología innovadora para la pérdida auditiva y era necesario crear una solución real de conducción ósea sin presión y no quirúrgica.

“Como padres se debe tener en cuenta que en un 95% de niños con Microtia no presentan antecedentes familiares y las causas son desconocidas”, finaliza el especialista referente de MED-EL. Y agrega que: “Entendemos que enfrentarse a una condición congénita que limite la audición, puede ser arduo; sin embargo, tratarlo de inmediato dará ventaja para adquirir el lenguaje que es fundamental sobre todo en el ambiente escolar y el desarrollo personal, donde cobra especial importancia”.