19 septiembre, 2021

Mujeres poetas para descubrir

Oriundas de Buenos Aires, San Salvador de Jujuy, Rawson y Mar del Plata, presentamos el recorrido de Valeria Cervero, Florencia De Felippe, Marisa Negri, Paula Soruco, Marina Mariasch, Gabriela Luzzi y Luciana Caamaño, referentes del panorama actual de nuestra poesía.

Valeria Cervero (Buenos Aires, 1972) es licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires (UBA), poeta y divulgadora cultural. Es correctora y editora de la revista digital de poesía Op. cit. Fundó en 2013 el blog De lo que no aparece en las encuestas, antología de poesía editada recientemente en el país, incorporada a la revista de la Biblioteca Virtual.

Es integrante de la organización de Poeplas, ciclo de poesía para las infancias, fue parte de Poetas por el Derecho al Aborto Legal y es integrante de Sangría, colectiva feminista contra la violencia machista en el ámbito de la palabra.

Publicó Cadencias (edición de autora, 2011); el libro-álbum Escondidas (Ediciones del Eclipse, 2013), en coautoría con la ilustradora Vivi Chaves; El agujero negro de lo dicho (plaqueta) y Equilibristas (Colectivo Semilla, 2014); Sin órbitas (El Ojo del Mármol, 2016); Madrecitas (Barnacle, 2017); Seres pequeños (Hemisferio Derecho, 2018); Sibilejo (Editorial Maravilla, 2018) y Ctalamochita (Barnacle, 2020). Agujeros en la superficie es su último poemario (Kintsugi, 2021).

Tal vez lo que quede simplemente sea el hueso,
el que hizo de sostén todo este tiempo,
antes y después de la caída,
de la aparición en medio de la tarde
–como una maravilla
de puro olor a jazmines–,
el hueso, en medio de un cielo
que no es cielo ni arte.
¿Porque cuántas vidas abarca una vida?
¿Cuánto amor puede guardar un cuerpo?
Pero el hueso sigue ahí,
en la espera, en la dicha,
en el borde de tanto,
como el ojo del tigre en la espesura
o un destello infinito
en el desierto.

Florencia De Felippe (Buenos Aires, 1982) es licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Publicó los poemarios Parrhesia (CILC, 2009), Las malas elecciones (Panico el pánico, 2014) y La falla en el fuego (Añosluz, 2018). Es editora de la revista de literatura argentina contemporánea El Ansia. Dirige junto a Verónica Pérez Arango el ciclo de poesía El bosque sutil.

El terreno baldío

Nunca supe cómo cruzar el terreno baldío
ni atravesar en skate las calles de tierra
ni hacer chistes visionarios y precisos
pero me trepaba a los árboles
y a los postes de luz
con la habilidad de un chimpancé.
Podía ver entonces la proyección diminuta de:

la casa los primos el lomo de un perro

el viento allá arriba era otro y el silencio
me pertenecía como
pocas cosas pueden pertenecer en la vida.

Después estaba el vértigo, y ese mareo de hamacas
cuando se arrojan las piernas
como serpentinas al cielo
en un primer instinto de supervivencia.

Marisa Negri (Buenos Aires, 1982) es profesora de Castellano, Literatura y Latín, especializada en Educación por el Arte. Es poeta y editora de las colecciones de la Biblioteca Popular Genoveva de la localidad bonaerense de San Fernando. Es fundadora y coordinadora del Festival de Poesía en la Escuela junto a Alejandra Correa desde 2010.

Junto a la editorial Ediciones en Danza seleccionó y prologó El jardín posible (2009), antología poética de Olga Orozco, compiló su obra periodística en Yo, Claudia (2012). También prologó la nueva edición del libro de Olga Orozco, Cantos a Berenice (poemas a la gata), con ilustraciones de Martino (2015).

Publicó los libros Caballos de arena (Poesía, Nuestra América, Buenos Aires, 2003), Un camino en la selva, un paso a la libertad (Antología de Ramón Quichiyao, Futrono, Chile, 2004), Al filo del gozo (Antología de poesía erótica preparada por Marisa y Socorro Trejo Sirvent, Viento al hombro, 2004), Estuario, Las sanadoras (Ediciones en Danza, 2009 y 2012, respectivamente) y Kasu, apuntes sobre el té (La gran Nilson, 2019). 

Tamiz

escribo digo escribo miento,

nadie sabe lo que a sus pies me pisotea

louis aragon

escribimos

para asesinar el silencio

estamos solos

arrastrando cadáveres de tiempo

la batalla de los días

nos despoja de sueños inocentes

rompe nuestro corazón

como una ola

sólo queda buscar

un lugar apenas tibio

donde las zarpas

todavía

no alcancen

Paula Soruco (San Salvador de Jujuy, 1983) es psicóloga, fotógrafa y coordinadora de talleres de escritura creativa.

Participó de las antologías Espuma de rabia, plaqueta de poesía perra (La Creciente, 2003), Antología Poetas Argentinas 1961-1980, compilado por Andi Nachon (Ediciones del Dock, Bs. As., 2008), Quince, antología de poetas mujeres de Córdoba (Tinta de Negros, Córdoba, 2010), Once. Salpicón de poesía jujeña (Intravenosa, Jujuy, 2011), Peligro Inflamable, antología de poesía contemporánea (Folia, Bs. As., 2011) y en la antología 30.30 poesía argentina del siglo XXI (ES, EMR y CCPE/AECID, Rosario, 2013).

Publicó Illinois (La Creciente, Córdoba, 2005), Cornisa (Llanto de mudo, Córdoba, 2008) e ILOB (Perro Pila, Jujuy, y Black & Vermelho, Bs. As, 2011).

Yo conozco la ruta nueve

yo conozco la ruta nueve

como se puede conocer

una columna

una escalera de vértebras

en tu propia espalda

la conozco por reflejos

espejismos

de su calor de Santiago

vapor que se desprende del asfalto de la terminal

entre manchas de aceite

bolsos y pasajeros

el charango de una sola cuerda

vocal que habla y grita una flauta

un minitrópico

con palmeras enanas

y montañosas ondas

marinas de verde pasto en las tempranas

sierras pasando el desierto recto llano y esteroso

camino a las primeras fábricas

las hectáreas de verde soja

expandiéndose a los costados del cemento

el sol es dulce, colorado

no quiere irse y endulza

lame y nos hace sombrones

después se va

quedan sus brillos sueltos

pegando en la luna, en algún destello

Marina Mariasch (Buenos Aires, 1973) estudió Letras y Sociología de la Cultura. Es escritora, crítica y profesora en la universidad. Colabora regularmente con sus artículos periodísticos en medios de crítica cultural argentina y extranjera. Sus textos han sido traducidos al inglés, francés, alemán, portugués y finlandés.

Sus libros de poesía publicados son: Coming attractions (Siesta, Bs. As., 1997), XXX (Siesta, 2001), Té verde (Vox, Bahía Blanca, 2005), Tigre y león (Siesta, 2005), El zigzag de las instituciones (Vox, 2009), Paz o amor (poesía reunida; Blatt & Ríos, Bs. As., 2014). También escribió la novela El matrimonio (Bajo la luna, Bs. As., 2011).

Participó de la antología 53/70, Poesía argentina del siglo XX (ES, EMR y CCPE/AECID, Rosario, 2015). Entre 1997 y 2007 codirigió el sello editorial Siesta. Desde 2010 forma parte del colectivo literario Máquina de lavar, con el que publicó La pija de Hegel (Pánico el Pánico, Bs. As., 2014). Es integrante del colectivo Ni Una Menos.

La mancha

Durante meses
hubo una manchita negra en el piso.
Yo la miraba de vez en cuando
pensando que era una gota de sangre grande
tuya, que había salpicado la última vez que te lastimaste.
Estaba en un rincón cerca de la ventana
la mancha
y yo la aprovechaba para llorar
pensando en cualquier cosa
cuando la veía
desde la transición
del rojo al negro,
y otras trancisiones.
Pensaba en su consistencia
pero no me animaba a tocarla; no me animé
hasta un día, de rabia de mirarla
la toqué. A veces, 
por cualquier razón,
al pensar en ese rincón
o en el vidrio, la rotura que te lastimó
me viene la mancha de sangre:
una gota negra, grande
como de morcilla
pero sin gusto, una parte de la casa
donde se juntan cosas.

Gabriela Luzzi (Rawson, 1974) es escritora. Fundó en 2013 el sello Paisanita Editora.

Publicó la novela Garfunkel (Eloísa Cartonera, Bs. As., 2014); Liebre (Vox, Bahía Blanca, 2015); La enfermedad (incluido en la colección Leer es Futuro del Ministerio de Cultura de la Nación, 2015); El resto de los seres vivos (Editorial Conejos, 2016), Warnes (Eloísa Cartonera, 2016); Un alhajero sin terminar (Santos Locos, 2016), Medidas de urgencia (Club Hem, 2019) y Televisores (Caleta Olivia, 2020).

Participó de las siguientes antologías: Vivan los putos (Eloísa Cartonera, 2013), Veni Vidi Vici (proyecto Madonna, edición a cargo de Germán Weissi y Alejandro Parrilla, 2015), La mano que mece (Outsider editorial digital, 2015), 53/70, Poesía argentina del siglo XX (ES, EMR y CCPE/AECID, Rosario, 2015) y Taco Aguja (Editorial Pelos de Punta, 2016), entre otras. Coordina el blog Los escritos vuelan. 

Una vez… 

Una vez
vino a casa una fotógrafa
muy sincera
con una gran cámara fotográfica
me dijo
que yo desperdiciaba
mi vida
que podía ser mucho más feliz
de lo que era
¿Pero cómo más feliz?
si hago mi vida todo lo feliz que puedo
La fotógrafa me contó
que si hacía foco, si buscaba
un lente teleobjetivo
encontraría una forma
para ser mucho más feliz.
Esa semana no había parado de llover
el balcón estaba lleno de hojas y suciedad
y los vidrios de las ventanas
se veían opacos.
Como era sábado, aunque hubiera venido la fotógrafa
yo quería limpiar
le dije, qué tal si hacés una serie
de fotos para exponer
que se llame
una mujer limpiando su casa.
Puse detergente en un bols
con mucha agua
y empecé a fregar los vidrios
hasta llenarlos de globitos de espuma
que explotaban y brillaban
después les tiré
agua caliente
para que el sol
de las 11 de la mañana
la evaporara más rápido
ella sacaba fotos a los charcos
o detrás de la ventana
donde mi pelo se volaba
a mí no me importó
que me tapara la cara
mi pelo
siempre iba para el lado opuesto
de mis brazos
que pasaban el trapo o la esponja
y sentí que quedaría bien
en la fotografía.
Recordé un cuadro cubista
donde hay burbujas
una plancha, carpetitas con puntillas
y un diario.
El nombre de la pintora es
Natalia.

Luciana Caamaño (Mar del Plata, 1984) es poeta. Publicó el fanzine Tilinga on the Rocks, ilustrado por Agustina Nat (Mar del Plata, 2006, 2007 y 2008). En 2008 fue galardonada con el Premio Municipal de Literatura de Mar del Plata Osvaldo Soriano.

Sus libros son: Cocorita (Dársena3, Mar del Plata, 2006), Tres (Dársena3, 2008), Querida: ahora te llamás muchacho Susie q (ediciones de autor, Mar del Plata, 2009), Desatinada: soberana del mambo (Ñasaindy Cartonera, Formosa, 2010), No le digas que murió Chabrol! (Spyral Jetty, Bs. As., 2011), Los grados del escándalo (Sacate el saquito, Mar del Plata, 2011), Plan bestia, Acá no, Al taco y Lugares comunes de la lengua. 

Particiṕó de las antologías Peligro inflamable, antología de poesía contemporánea (Folía, Bs. As., 2011 y 2017), Nueva Policía ContemporáneaTomo 2 (Milena Caserola, Bs. As., 2013), 30.30, poesía argentina del siglo XXI (ES, EMR y CCPE/AECID, Rosario, 2013), Las olas y el viento, antología de poesía contemporánea en Mar del Plata (2015) y Brevísima antología de poetas marplatenses I (Universidad Nacional de Mar del Plata, 2021).

Algunos de sus poemas fueron traducidos al inglés y publicados en Palabras errantes Latin american literature in translation. Es una de las organizadoras del Festival de Poesía de Acá que se realiza anualmente en Mar del Plata. Dirige la editorial Sacate el saquito. Forma parte del grupo de experimentación poética-sonora Bebotas del horóscopo

Te escuché mal

y creí que habías dicho algo hermoso

hablamos mucho de plantas últimamente

en realidad

no te despertaste pensando en que

le estás haciendo un compañero al cactus

que este mes, por suerte anda mucho mejor de salud

te despertaste pensando en que

le estás haciendo un cactus a tu compañero

aún así

podría seguir teniendo algo de hermoso

no te apresures, no terminé

estabas hablando de tu compañero de laburo

y entonces todas las varitas y los magos y los best sellers del mundo al tacho

debería hablar menos de que veo poco

y más de que escucho poco

o simplemente

debería hablar menos de mis ojos

me gustaría que para mi cumpleaños me regales

una semana a puro espiarme

no me lo tenés que decir

sino a la gracia le pasa lo mismo que le pasó a la magia

a menos que me lo digas y yo te escuche mal

y entienda que estás diciendo

algo hermoso

Fuentes: Editorial Municipal de Rosario, Bienal de Arte Joven, Años Luz Editora, Radio Nacional, Página/12, Círculo de Poesía, Aquateca, Caja de resonancia, Op .Cit., Ediciones en Danza, La COOP, Club Hem, Caleta Olivia, La canción del País, UNTREF, Universidad Nacional de Mar del Plata.  (Ministerio de Cultura)