16 agosto, 2022

Para cuidar los dólares, el Gobierno lanzó más controles a las importaciones

Martín Guzmán anunció medidas del Banco Central para controlar la salida de los dólares. «El Gobierno cuenta con los instrumentos y la capacidad para darle ordenamiento a la economía», sostuvo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, advirtió que el país tiene «una situación de necesidad de acumular más reservas, desarrollar el mercado de deuda pública en pesos y consolidar la política macroeconómica» y confirmó que el Banco Central lanzó instrumentos para controlar las importaciones y cuidar los dólares, como adelantó Ámbito.

“Buscamos una priorización del uso de las divisas”, definió Martin Guzmán en diálogo con Radio Con Vos. «Hoy el Banco Central lo que está haciendo es adaptando ciertos aspectos de la política de administración del comercio exterior», completó.

«Definimos una priorización del uso de las divisas para fortalecer la capacidad de acumulación de reservas», justificó el funcionario, que sin embargo, aclaró que las pymes se verán beneficiadas con las nuevas medidas. «El Banco Central está adaptando elementos del comercio exterior. Se flexibiliza la normativa para acceso inmediato a divisas para las pymes. Hay más divisas inmediatas para las pymes», señaló.

Martín Guzmán: su mirada sobre la deuda pública

«Las medidas que se toman son porque se necesitan en determinadas circunstancias, y son las que hoy se necesitan», expresó Guzmán, y aprovechó para remarcar que la deuda pública sobre el producto bajó 70 puntos porcentuales. «La tasa de interés está muy por debajo de la tasa de crecimiento de la economía. La deuda es absolutamente sostenible en la medida en que se pueda refinanciar, eso es siempre así, lo que define la sostenibilidad de la deuda es la capacidad de financiamiento», indicó.

El ministro aseguró que «la deuda en pesos es un pilar, un ancla del funcionamiento de todo el sistema» y evaluó que «es lo que siempre tiene que ser nuestro activo en seguro». «El mercado de deuda pública cuando llegamos estaba todo roto, eso permitió que el mercado de capitales se empezara a desarrollar», destacó.

En esa línea, Martín Guzmán rechazó los planteos de algunos economistas opositores sobre la necesidad de un nuevo reperfilamiento de la deuda. «No es creíble, ni consistente los que dicen que hay que reestructurar la deuda en pesos», dijo, y recalcó que «no es casual» que el FMI haya aprobado la revisión y a la vez encendido las alertas por la deuda. «Es un pilar del programa de 30 meses, y no es casual que lo diga. Esto le importa a la Argentina y ocurre que también le importa a los mercados internacionales. Si no hubiese un buen mercado de deuda pública en pesos hoy se dependería más del financiamiento monetario. También para los acreedores externos porque el financiamiento monetario eso dañaría la capacidad de acumular reservas y la capacidad eventual de Argentina de re acceder a los mercados internacionales».

Martín Guzmán: mensaje el próximo y superlicitación

El titular de Hacienda también dejó un claro mensaje para el próximo gobierno y aventuró un éxito en la super licitación por $ 243.000 para pagar una serie de bonos que vencen hasta el 30 de junio. «De acá a quien gobierne la Argentina no va a haber posibilidades de no fortalecer el mercado de crédito en nuestra moneda en pesos», afirmó, y luego agregó: «Mañana tenemos la licitación, se va a trabajar para que salga bien».

Martín Guzmán: qué dijo del déficit fiscal y el gasto público

Asimismo, se metió de lleno en el debate por la exigencia de reducir el déficit fiscal y explicó que la política fiscal tiene un rol tanto para el desarrollo como para lo inmediato. «En una situación en la que hay una recesión, donde el sector privado no le está dando fuerza a la economía es muy importante que el sector público salga a auxiliar para darle un impulso a la economía. Lo hicimos y con muy pocos instrumentos en 2020», analizó.

Para el funcionario, al mismo tiempo la Argentina necesita construir crédito debe fortalecer su moneda. «Hoy se financia parte del déficit en una moneda en la que la gente no tiene mucha confianza. Asique para fortalecer el rol que el estado juega y más capacidad del estado, el estado tiene que ir ordenándose. Por eso es tan importante que el déficit fiscal se reduzca. No se puede comparar las necesidades de financiamiento de la argentina con la de Estados Unidos», sostuvo.

En ese marco, reveló la estrategia oficial y justificó el incremento del gasto público de los últimos meses: «El Gobierno cuando tuvo que expandir, se expandió. Cuando tuvo que consolidar, consolidó. Ahora pasa lo mismo: abril, mayo y junio se tuvieron que adoptar ciertas medidas necesarias para proteger el tejido social. Por lo tanto el gasto real creció fuerte. Si sacamos esos componentes, se daría una situación muy diferente. Lo que nosotros queremos es tener una evolución de la demanda interna consistente. Para fortalecer la consistencia macroeconómica tenemos que tener un perfil de acumulación de reservas más vibrante y un orden en la política fiscal«, enfatizó.

Dólares cuidados: las nuevas medidas para importaciones

  1. Las medidas extienden el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo Licencia No Automática y a la importación de servicios y tendrán vigencia por un trimestre, para dar tiempo a la normalización del comercio exterior.
  2. Las pequeñas y medianas empresas quedan exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta un millón.
  3. En el nuevo esquema de pagos, las SIMI A mantendrán el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%. Las SIMI B correspondientes a las Licencias No Automáticas podrán acceder al mercado a partir de 180 días del despacho a plaza.
  4. También se dispuso en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Productivo ampliar las posiciones arancelarias de bienes equivalentes a los producidos en el país que tendrán acceso al mercado a partir de 180 días y la de bienes suntuarios que podrán acceder a partir de los 360 días.
  5. En cuanto a las importaciones de servicios, se equiparán en el tratamiento a la de bienes, permitiendo el acceso al mercado por el mismo monto que en 2021 y en caso de superar el importe el saldo a 180 días.
  6. En cuanto a las importaciones de bienes de capital, se estableció una regla que permite pagar 80% en puerto de origen y 20% con la nacionalización.
  7. Complementariamente, se facilitará la prefinanciación de exportaciones lo cual acelerará el ingreso de divisas especialmente del complejo cerealero, pasando la obligación de liquidar las divisas que se ingresen de 5 a 15 días, y la financiación a largo plazo para precancelar deudas locales en moneda extranjera. (ámbito)