3 diciembre, 2022

Pese a las conquistas, el 73% de las mujeres siguen limpiando el hogar


Una mujer es quien está a cargo de la limpieza y, en promedio, cada semana dedica cuatro horas más que un hombre a las tareas domésticas, según un estudio difundido este jueves que muestra cómo la igualdad de género se termina cuando llegan el trapo y la escoba.


Una mujer es quien está a cargo de la limpieza en el 73 % de los hogares.PreviousNext

Cada semana, las mujeres dedican 12 horas y 46 minutos a la limpieza de la casa, mientras un hombre, en cambio, solo 8 horas y 32 minutos, según una encuesta nacional de la consultora Opinaia realizada en hogares.

El estudio muestra que hombres y mujeres valoran de igual manera la limpieza: el 97 % -el porcentaje es igual para ambos sexos- la considera como algo «muy importante» o «bastante importante».

Sin embargo, son las mujeres las que más tareas hacen en la casa: siete o más frente a las cinco que hacen los hombres; y siguen siendo ellas quienes más limpian los baños, friegan los pisos o lavan la ropa.

Así, mientras el 86 % de las mujeres dijo que son ellas quienes se ocupan de lavar el baño, sólo el 62 % de los hombres aseguró que se anima a fregar el inodoro. Eso a pesar de que el 89 % indicó que la limpieza del baño era la tarea más importante y también una de las más difíciles de hacer.

La brecha se repite a la hora de ocuparse del lavado de la ropa, el 92 % de las mujeres frente al 68 % de los hombres, o limpiar los pisos, 85 % a 66 %.

Por el contrario, el planchado de la ropa es una de las tareas donde hay menos brecha entre hombres y mujeres, ya que 45 % de ellas se ocupan frente al 36 % de ellos, pero es también una de las tareas que ambos consideran menos importante.

«En cada una de las tareas del hogar, son más las mujeres que la realizan pero además, las mujeres dedican más horas, eso a pesar de que la limpieza de la casa es algo muy valorado», dijo a Télam Guido Moscoso, gerente de Opinión Pública de Opinaia, una consultora que realiza investigaciones utilizando encuestas con metodología digital.

Además, señaló que los resultados de esta encuesta mostraron que «no hay equidad dentro de las casas».

«Decidimos hacer este estudio para ver lo que ocurría dentro de los hogares con una agenda social marcada por la igualdad de género, pero esto no se traduce puertas adentro. Es lo mismo que ocurre a nivel económico y a nivel laboral, a pesar de la igualdad declarativa, en los hechos, sigue habiendo una brecha», añadió.

El estudio se realizó en base a 3.397 encuestas online a mayores de 18 años en todo el país y con acceso a Internet.

Los datos muestran que a pesar de los avances de las mujeres, todavía no logran desprenderse del lavado de los platos: lo hace el 97 % de las consultadas.

Los encuestados respondieron que una casa limpia mejoraba su calidad de vida, que también les permitía aumentar su productividad, que se enfermaban menos y que los volvía más sociables ya que les gustaba invitar a amigos y familia.

Sin embargo, sólo el 37 % de los hombres dijo que cada día dedica algo de su tiempo a las tareas domésticas, un porcentaje que en el caso de las mujeres sube hasta el 50 %.

«En los hogares muy limpios, el 82 % de los encuestados se considera muy feliz, mientras que en los apreciados como poco limpios la felicidad desciende al 58 %. Además, sólo el 28 % de estos últimos recibe habitualmente amigos, parientes o conocidos en sus hogares, disminuyendo su sociabilidad», apuntó el estudio.

De todos modos, a pesar de la disparidad a la hora de repartir el trabajo, a futuro esta brecha podría disminuir, ya que «el 59 % de los hombres que limpian el hogar frecuentemente consideran que realizar tareas domésticas es importante para la crianza de los hijos, dado que los educan con el ejemplo».

Otros posteos del Autor