dom. Ene 19th, 2020

Piedras Blancas: “Este es un momento clave para invertir”

Luciano Stella, referente del emprendimiento turístico ubicado en el Cerro Otto, adelantó que están iniciando una inversión de alrededor de 1,5 millones de dólares para la fabricación de nieve artificial, que demandará unos 5 años. “Si crecemos en demanda, crecemos en personal”, aseguró.

El complejo de recreación invernal de Piedras Blancas lleva más de 35 años funcionando en las laderas del Cerro Otto, y a lo largo del tiempo ha ido diversificando y modernizando sus servicios, para acomodarse a una demanda turística cada vez más compleja.

Ante la realidad de inviernos que traen cada vez menos nieve, la empresa por un lado ha reaccionado ofreciendo más alternativas de actividades de verano. Pero además está por implementar un plan a 5 años para invertir en la fabricación de nieve artificial con equipos de última generación, una iniciativa que demandará alrededor de 1,5 millones de dólares. A eso se suman otras inversiones, vinculadas con los pisanieve y con la modernización del equipamiento de aerosillas, la pista de tubing, el Zip Line y otros elementos del complejo.

“Hoy es el momento clave para hacer un esfuerzo y abordar una inversión de este tipo”, explica Luciano Stella, referente de Piedras Blancas, y afirma: “Si no mejoramos nuestros servicios bajamos en competitividad como destino, que es lo peor que nos puede pasar; tenemos que lograr que la gente siga eligiendo Bariloche tanto en verano como en invierno y que tenga opciones, no hay otra que seguir empujando”.

En el caso de Piedras Blancas, ese proceso de modernización ha llevado al complejo a crecer y diversificarse: comenzó como una pista de trineos, pero hoy dispone de dos medios de elevación, cuatro pistas de trineo de 1000 metros cada una, una pista de tubing para descender con donas y la ya famosa Zip Line, que simula un descenso en ala delta.

Puntualmente, para la fabricación de nieve artificial —sobre todo teniendo en cuenta que Piedras Blancas se encuentra a menor altura que el Cerro Catedral y más cerca de los polos urbanos—, la empresa ya comenzó con las primeras obras, como la preparación del reservorio de agua y una estación de bombeo. Luego vendrá la acometida de cables, generación de energía, colocación de los cañones, con su correspondiente ingeniería y zanjeo en la parte sur de la ladera, que es la que mejores condiciones tiene por estar menos expuesta al sol.

“Desde hace ya 5 o 6 años hemos visto que el turismo en el verano ha crecido mucho, y desde Bariloche se ha hecho mucho para que eso suceda —señala Stella—. Y nosotros queremos acompañar esa iniciativa, ese lineamiento”.

El empresario agrega además que este tipo de inversiones se traducen inmediatamente en generación de empleo, no sólo porque se necesita más personal para operar el nuevo equipamiento, sino porque la fabricación de nieve artificial puede extender considerablemente la temporada invernal. “Es un poco devolver a Bariloche y a la gente lo que Bariloche y la gente nos han dado —reflexiona Stella—. Porque somos lo que somos gracias a que la gente de Bariloche recomienda Piedras Blancas.

Y destaca además la importancia del acompañamiento estatal a la hora de concretar inversiones y crecer: “Siempre hemos tenido una muy buena predisposición desde el Municipio. Y la verdad es que estamos agradecidos, porque sin ese apoyo y sin ese acompañamiento se hace muy difícil, eso es fundamental”.

Te pueden interesar