29 noviembre, 2022

Plástico a base de madera para muebles y material de construcción más circulares

Investigadores suecos han desarrollado un plástico degradable con un alto contenido en fibra capaz de sustituir a los materiales fósiles usados en la construcción o el mobiliario doméstico.

Los plásticos utilizados en el mobiliario doméstico y los materiales de construcción podrían ser sustituidos por un nuevo tipo de plástico degradable a base de madera. A diferencia de los termoplásticos, este material puede descomponerse sin dañar el medio ambiente, según informan investigadores del KTH Royal Institute of Technology de Estocolmo (Suecia).

Uno de los objetivos del desarrollo de compuestos de madera renovable es fabricar materiales lo suficientemente resistentes como para sustituir a los materiales fósiles utilizados en la construcción y el mobiliario del hogar, como armarios de baño, puertas, tableros de pared y encimeras. Y tiene que ser sostenible, o circular.

«La degradabilidad permite la circularidad», dice Peter Olsén, investigador del Royal Institute of Technology de Estocolmo. «Al degradar el plástico, las fibras pueden reciclarse y los componentes químicos del plástico reutilizarse».

El alto contenido de fibra es la clave de la resistencia de materiales como la fibra de vidrio, pero es difícil conseguir un compuesto de madera degradable sin que se produzca un daño térmico intenso en procesos como el de fusión.

En un artículo publicado en Nature Communications, Olsén y sus compañeros de KTH informan de que han encontrado una forma de conseguir tanto un alto contenido de fibra como la degradabilidad.

«Nadie había conseguido fabricar un plástico degradable con un contenido de fibra tan alto y que, al mismo tiempo, tuviera una buena dispersión y un bajo daño de la fibra», afirma Olsén. «Esto permitió mejorar drásticamente las propiedades del material en comparación con los intentos anteriores».

Para conseguir un mayor contenido de fibra, los investigadores combinaron la química de los polímeros con una tecnología de proceso similar a la que se utiliza para los compuestos de fibra de carbono.

Todo se basa en materias primas baratas y disponibles, dice Olsén. Además, los productos de degradación son inocuos para el medio ambiente y pueden reutilizarse, lo que el investigador llama «un concepto de producto totalmente circular».

Pero para pasar a la comercialización, aún hay que optimizar la fórmula. «La clave del trabajo es que muestra una nueva forma de crear biocomposites degradables con alto contenido de fibra», afirma Olsén.

En cualquier caso, el investigador asegura que «estos nuevos materiales, debido a su alto contenido de fibra y su matriz degradable, podrían cambiar las reglas del juego para una futura economía circular de los materiales». (ResiduosProfesional)

Otros posteos del Autor