18 mayo, 2024

Por la crisis, Chubut perdió 2.300 empleos del sector privado durante 2018


Desde el inicio de la gestión Macri ya son 5.200 los puestos de trabajo que se destruyeron. El escenario es similar en toda la Patagonia

El último jueves se dieron a conocer los números de diciembre del área de Trabajo de la Nación y con ello el cierre de 2018 para el empleo registrado dentro del sector privado. Chubut terminó el año pasado con una destrucción de 2.300 puestos de empleo. El último mes del 2018 se contabilizaron 96.200 trabajadores, respecto a los 98.500 de diciembre de 2017.

De este modo se consolidó una caída de las fuentes laborales en los tres años de gestión de Mauricio Macri. En diciembre de 2015, cuando comenzó la actual gestión de Cambiemos en el país había 101.400 asalariados privados en la provincia. En el primer año, a lo largo de 2016, hubo 2.400 despidos, la mayor cantidad en todo el período. El 2017 cerró con 500 fuentes laborales menos. Mientras que 2018, con una fuerte retracción de la actividad, que a nivel país fue del 2,6%, la sangría fue de 2.300 trabajadores.

En el consolidado, Chubut perdió 5.200 empleos desde diciembre de 2015, sintiendo un fuerte impacto de las políticas nacionales. En 2018 la caída de fuentes laborales fue importante para el primer semestre, a partir de donde hubo un repunte, finalizando diciembre con la incorporación de 1.400 trabajadores.

En la dinámica regional interanual, se observa una situación generalizada de caída del empleo. En este sentido, solo 2 de las 24 jurisdicciones registraron aumentos en la cantidad de asalariados registrados en el sector privado. Estas provincias son Neuquén (6,2%) y Jujuy (2,4%). El resto de las provincias mostró una variación negativa en el último año. Las que registraron mayores caídas interanuales fueron Catamarca (-7,9%); Tierra del Fuego (-6,6%); Chaco (-6,5%); Formosa (- 5,8%); La Rioja (-5,6%); San Luis (-5,3%) y Santiago del Estero (-4%).

Otras provincias muy importantes desde el punto de vista de su peso en el empleo total también mostraron importantes caídas en la cantidad de trabajadores en el último año, este es el caso de la Provincia de Buenos Aires (-2,6%) y Córdoba (-2,5%).

Cuando se analiza la evolución mensual desestacionalizada se advierte que 11 de las 24 provincias registraron variaciones positivas respecto al mes anterior en la cantidad de trabajadores . Las provincias que se expandieron con mayor intensidad durante el último mes son Neuquén (+1,6%); Misiones (+1,5%); La Pampa (+1%); Santa Cruz (+0,9%); Chubut (+0,7%); La Rioja (+0,5%); y Formosa (+0,5%).

Dentro del grupo de provincias que redujo el empleo en el último año, las caídas más importantes en términos relativos se registraron en Santiago del Estero (-1%); Jujuy (-0,8%); Entre Ríos (-0,8%); San Juan (-0,5%); Tucumán (-0,5%); Corrientes (-0,4%); San Luis (-0,4%); Córdoba (-0,4%).

Provincias patagónicas

Entre las provincias patagónicas, no fue Chubut la que más fuentes laborales perdió. Encabezó Tierra del Fuego, con 2.500 puestos menos, le siguió Río Negro (-2.400), Chubut (-2.300), Santa Cruz (-600) y la que mostró un incremento importante de 7.000 puestos fue Neuquén, a partir del fenómeno de Vaca Muerta. Buenos Aires, dada sus dimensiones, fue la de mayor pérdida, con la destrucción de más de 50 mil fuentes laborales. /diariojornada.com