2 diciembre, 2022

Por una vida libre de violencia

En pocos días se celebra el Día Internacional de la Mujer, que borra fronteras, diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas y une a mujeres de todo el mundo que alzan su voz para exigir participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre.

Desde el Ministerio de Justicia oímos el reclamo y trabajamos intensamente para dar respuestas concretas a tantas mujeres que sufren violencia de género y llegan a los tribunales pidiendo ayuda, pidiendo que el Estado las proteja.

Lograr el acceso a la justicia para las mujeres es un compromiso de todos los poderes del Estado. Creemos que es fundamental impulsar políticas públicas integrales para garantizar a las mujeres el derecho a vivir una vida libre de violencia.

Una de las iniciativas que está arrojando excelentes resultados, es la implementación de dispositivos duales para casos de violencia de género. Actualmente 18 provincias reciben gratuitamente estos dispositivos que mejoran sustancialmente el control para garantizar el  cumplimiento de medidas cautelares. Permiten monitorear la ubicación del agresor y de la víctima y delimitar zonas prohibidas de acercamiento como por ejemplo el domicilio de la víctima, su lugar de trabajo y/o el colegio de sus hijos. El sistema emite alertas en caso de que se viole la distancia perimetral determinada por la justicia.

Al día de hoy hay 387 dispositivos activos y no han registrado agresiones, un dato que nos alienta a profundizar nuestra tarea.

Lo importante es que el uso de estos dispositivos traslada la carga del alerta de la víctima al Estado, lo que permite que la mujer pueda recuperar su vida cotidiana mientras nosotros velamos por su seguridad.

Paralelamente, avanzamos en la implementación del Cuerpo de Abogados de Violencia de Género y su articulación con organismos provinciales de patrocinio jurídico. En el mes de abril, iniciaremos la implementación en las provincias del norte del país. De esta forma, profesionales con perspectiva de género altamente capacitados, brindarán patrocinio jurídico gratuito, un enorme paso para asistir a las mujeres que atraviesan situaciones de violencia.

También pensamos en evitar que, a la hora de afrontar un proceso judicial, las víctimas se vean obligadas a transitar por diferentes juzgados y organismos. Esto claramente las revictimiza, las desalienta.  Por eso elaboramos un proyecto de ley que propone la creación de un Equipo Judicial Especializado en Violencia Doméstica, Sexual e Institucional. El marco normativo propone un prototipo de atención integral para atender causas judiciales de violencia de género donde se unifican los aspectos civiles y penales, simplificando así el proceso y aliviando a las víctimas.

Por otra parte, seguimos trabajando intensamente  para lograr que el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual  (RNDG) esté operativo y se incorporen a su base de datos perfiles de ADN de individuos condenados por abuso sexual y de autores no individualizados.

Instalamos el software CODIS (Sistema de índice combinado de ADN) desarrollado por la Oficina Federal de Investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y acreditamos 6 laboratorios a nivel nacional para la obtención de perfiles de ADN de individuos condenados que serán incorporados y permanecerán durante 100 años en la base de datos.

La implementación del registro permitirá dar una respuesta a las familias de las víctimas de violación, que es hoy el cuarto delito en el país.

Trabajamos día a día pensando en todas las víctimas que esperan justicia; nuestro compromiso es inclaudicable.

Fuente: Boletìn Jus.gob.ar

Otros posteos del Autor