sáb. Jul 20th, 2019

Río Negro: Fuerte injerencia nacional en la definición de las candidaturas/por Omar Nelson Livigni

 Con las tensiones propias de  estos casos culminó el sábado ante la Justicia Electoral la inscripción de cuatro listas pertenecientes a tres frentes nacionales (Juntos por el Cambio, Frente de Todos, el Frente de Izquierda-Unidad) y el partido Juntos Somos Río Negro (JSRN).

Como ya ha sucedido en una oportunidad anterior, en los comicios para elegir legisladores nacionales, los tres agrupamientos con mayores posibilidades  electorales exhibieron la directa injerencia de los respectivos niveles nacionales en la definición de candidaturas a diputados y senadores.

No es arriesgado afirmar que en los vertiginosos días previos al vencimiento del plazo establecido para la entrega de la documentación requerida, ya era “vox pópuli” en Río Negro la contradicción de intereses entre las dirigencias que operan en estos procesos desde Buenos Aires y las autoridades partidarias locales ajenas a esos manejos .

El ámbito de mayores conflictos fue Juntos por el Cambio (ex Cambiemos). Está fresco todavía en el recuerdo cuando desde la Casa Rosada se sacrificó la candidatura de Sergio Wisky en beneficio de la nominación de la radical Lorena Matzen, actual diputada nacional.

Ahora al parecer aquella historia pareció volver a repetirse con el agravante que son otros los protagonistas, porque además involucrarían al senador nacional Miguel Pichetto, candidato a vicepresidente en la fórmula que encabeza Mauricio Macri, funcionarios del gobierno nacional y altas jerarquías  de la UCR.

El mandatario rionegrino siempre se encargó de destacar que JSRN por su carácter de partido provincial sería celoso de mantenerse prescindente y autónomo respecto de las agrupaciones políticas nacionales.

Y seguramente ese fue tal vez el argumento principal para que JSRN haya decidido recientemente en Choele Choel concurrir a las próximas elecciones con la lista corta, es decir con una boleta electoral que no adhiere a ninguna fórmula presidencial. Una manera de inducir a sus adherentes a ser leales a JSRN otorgándoles autonomía para que en el sobre introduzcan el tramo presidencial de candidatos de sus preferencias -como sucedería en otras cinco provincias-.

Pero todo indicaría que desde los despachos del gobierno central y con la colaboración del senador Pichetto se exige a los dirigentes provinciales de Juntos por el Cambio “bajar” el tramo de la lista acordada de candidatos a senadores que encabeza  el radical Marcelo Cascón .

La finalidad de esta estrategia, que dejaría  Juntos por el Cambio compitiendo solamente por el tramo de candidatos a diputados que encabeza Sergio Wisky, es despejar el camino para que Alberto Weretilneck resulte acreedor a una banca de las tres en  juego para el senado nacional. Se descuenta la buena performance de el Frente de Todos que se alzaría con dos senadores.

La baja del tramo de senadores de Juntos por el Cambio requeriría también un consentimiento de Weretilneck de JSRN, dado que es evidente que se tomaría como una “devolución de favores” de la elección legislativa del 2017 donde Lorena Matzen llegó al Congreso por la baja de la boleta del oficialismo provincial. Además, aunque haya dirigentes del PRO, empezando por el propio Sergio Wisky, que pretenda convencer al resto de los dirigentes rionegrinos de la necesidad de bajar el tramo de senadores, hay una fuerte resistencia a esto de los dirigentes radicales, como Lorena Matzen. Se estima que habrá novedades en las próximas 48 horas.

¿Que explicaciones se brindarán  ante la  hipotética auto-exclusión del segmento de los aspirantes a la Cámara Alta de Juntos por el Cambio?

 Por lo pronto el dirigente radical barilochense Marcelo Cascón declaro a la agencia APP que: “La UCR proseguirá su actividad en la campaña electoral sin detenerse en ningún tipo de cuestiones”.

Al margen, en el Frente de Todos también la dirigencia rionegrina soportó la intervención del nivel nacional pero en un grado mucho menor, cuestión que ya se había anticipado el pasado 7 de abril en una asamblea realizada en el Instituto Patria.

El ex secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, informo a los dirigentes Martín Doñate, y al jefe del PJ, Martin Soria sus candidaturas a senador nacional y diputado nacional respectivamente. En senadores la lista se completa con Silvina Larraburu, Gustavo Casas, Silvia Horne y Manuel Marileo, en tanto que en diputados con Graciela Landriscini, Pedro Dantas, Ana Marks, Joel Córdoba y Evelyn Rousiot.

Este armado dejó fuera de la continuidad a Magdalena Odarda que pujaba por el segundo lugar en senadores, aunque reveló que se le prometió un cargo en el gabinete nacional e triunfar el Frente de Todos. (APP)