mar. Mar 31st, 2020

Rio Negro: Frente de Todos denuncia un megaparche de mil millones para una provincia quebrada

El gobierno Nacional tuvo que acudir hoy, martes, al rescate de Río Negro con un anticipo financiero de mil millones de pesos porque la provincia no puede hacer frente al pago de su deuda, indicó la legisladora María Eugenia Martini (foto).

El Decreto 21/2020 publicado este martes en el Boletín Oficial, señala que Río Negro “se ve impedido (…) de atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas”.
Tal como lo hemos advertido en distintas ocasiones desde el Frente de Todos, la herencia de la gestión de Alberto Weretilneck, al cabo de ocho años de mandato como gobernador, es la dramática situación financiera que hoy atraviesa la provincia, con una deuda pública que supera los 33 mil millones de pesos.
Resultado de una administración incapaz, que nos ha dejado en situación de emergencia económica y financiera, reconocida por la actual gobernadora Arabela Carreras, y sancionada por la Legislatura provincial a fines de diciembre.
La puntual aplicación de las políticas de gobierno de Mauricio Macri que el ex gobernador Weretilneck impuso en Río Negro, nos ha llevado al borde del colapso.
Son las consecuencias de una mala administración que abandonó por completo a nuestros productores, y en base a una emisión de deuda desenfrenada que ya no se puede pagar, y necesita del auxilio urgente del gobierno Nacional.
La máscara publicitaria se resquebraja. El relato engañoso de “una provincia equilibrada” se desmorona y nos muestra esta triste realidad que, por si pruebas faltaran, le ha costado el cargo al ministro de Economía, Agustín Domingo, hoy desplazado por la gobernadora Arabela Carreras.
El ex gobernador Weretilneck es el responsable de haber puesto en grave riesgo el bienestar de todos los rionegrinos, que somos quienes deberemos afrontar, más temprano que tarde, los costos de la fiesta personal de quien hoy intenta presentarse como aliado del gobierno de Alberto Fernández.
Siempre oficialista, hasta la derrota definitiva del macrismo en las urnas, recordamos que Weretilneck decía y apoyaba todo lo contrario a lo que hoy sostiene, refugiado en el Senado.
Claramente Río Negro está en un equilibrio precario, y necesita del auxilio de quienes hasta ayer combatía.
Desde el Frente de Todos celebramos que el gobierno Nacional haya acudido con celeridad y responsabilidad, sin distinción de colores políticos, con esta indispensable asistencia financiera que ayudará a Río Negro a paliar el quebranto, en la comprensión de que, ante todo, está la gente que lo padece.
Es, ni más ni menos, lo que desde el FrenteDeTodos entendemos por garantizar la gobernabilidad.
Reiteramos una vez más nuestra voluntad de colaborar activamente para que la gobernadora Carreras consiga superar esta crisis y conducir a la provincia al  mejor de sus destinos.
Va en ello todo nuestro empeño.

Te pueden interesar