6 agosto, 2020

Robaron el auto de una mujer con su hijo adentro y lo arrojaron a la calle a dos cuadras

«Estoy cansada. Siento que me quiero morir. Hace rato que nos queremos ir del barrio. Tendríamos que dejar todo e irnos», expresó la mujer quien, al igual que su esposo, trabajan como peluqueros.

Una mujer y su hijo de 6 años fueron asaltados por dos delincuentes que los abordaron cuando salían en auto de su casa del barrio San José, del partido bonaerense de Almirante Brown (foto), y que, tras arrojar a la madre al suelo y provocarle fracturas, escaparon en su vehículo con el niño a bordo, a quien tiraron al asfalto a unos 200 metros, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió este jueves, cerca del mediodía, en la puerta de la casa situada en Jujuy 935, de del barrio San José, cuando una mujer sacó del garaje su auto Volkswagen Fox, en el que estaba su hijo, y bajó a cerrar el portón.

En ese momento, y tal como quedó registrado en las imágenes de las cámaras de seguridad de la casa, dos delincuentes armados con un cuchillo se aproximaron con fines de robo y abordaron el vehículo.

La mujer, identificada como Claudia, que aún estaba en la vereda, intentó evitar que los asaltantes huyeran con su hijo en el rodado y se colgó de la ventanilla mientras el auto estaba en marcha, hasta que finalmente cayó a la calle.

Mientras los ladrones huían con su hijo, Claudia, quien sufrió una fractura en el brazo izquierdo y varios golpes, corrió a los gritos detrás del auto hasta que encontró al niño, a quien los asaltantes arrojaron al asfalto a unos 200 metros.

«Grité con todas mis fuerzas. Él gritaba ‘mamá, mamá'», contó Claudia esta mañana a la prensa en la puerta de su domicilio.

Entre lágrimas, la mujer cotó que a unas dos cuadras pudo reencontrarse con su hijo: «Lo tiraron, lo veo y me dice ‘mamá me tiraron’ y cuando veo que venía sangrando en su boca fue horrible, es horrible vivir así», expresó.

Claudia contó que a su hijo «le costó dormir anoche» y que «estuvo con muchos vómitos de los mismos nervios»,

«Estoy cansada. Siento que me quiero morir. Hace rato que nos queremos ir del barrio. Tendríamos que dejar todo e irnos», añadió la mujer quien, al igual que su esposo, trabajan como peluqueros.

Tras el hecho, madre e hijo fueron asistidos de un hospital, ya que ella sufrió una fractura y golpes, y el niño diversas lesiones producto de haber sido tirado del auto.

En tanto, el vehículo no fue aún hallado al igual que los delincuentes, que se investiga si hace poco habían salido de prisión.

Rubén, el marido y padre de las víctimas, contó que ya fueron víctimas de hechos criminales y que, por tal motivo, colocaron en la puerta de su casa un cartel que dice: «Esta casa fue robada dos veces»

La investigación del hecho está a cargo de la fiscalía de turno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. (Télam).