14 junio, 2024

Se realizó la primera cámara Gesell en Catriel

Con un sistema de videograbación mixto, el Poder Judicial realizó este martes la primera cámara Gesell en Catriel. El dispositivo fue diseñado para evitar que niños, niñas y adolescentes deban recorrer los 130 kilómetros que separan la localidad petrolera de Cipolletti. Esta adecuación además va en consonancia con los protocolos para la escucha de las infancias.

En el caso de hoy, la psicóloga de cámara Gesell viajó desde Cipolletti junto con una persona de la Oficina Judicial. En Catriel se acondicionó una sala para la escucha de niños, niñas y adolescentes. En un espacio contiguo, mediante una computadora, se conectaron la fiscalía y la defensa.

La jueza de garantías condujo la toma del testimonio desde Cipolletti, con la participación de la defensora de menores.

Desde ahora en adelante, la Oficina Judicial podrá fijar las cámaras Gesell en Catriel y cada vez que sea necesario utilizar el dispositivo viajará la psicóloga en lugar de trasladar a las personas menores de edad. 

Guía de buenas prácticas

Antes de la incorporación del dispositivo en la localidad petrolera, los niños, niñas y adolescentes debían viajar hasta la ciudad cabecera de la Cuarta Circunscripción y en algunas ocasiones no coincidían los horarios de los servicios de colectivos, por lo que regresaban muy tarde a sus hogares. 

En estas circunstancias, se buscó una solución para evitar la revictimización y el estrés de las infancias y aumentar el estándar fijado por la guía de buenas prácticas de Unicef y otros protocolos nacionales e internacionales.

En números

Las cámaras Gesell son dispositivos para recibir el testimonio de niños, niñas y adolescentes víctimas o testigos de la comisión de algún delito. La única persona que toma contacto con quién está declarando es la psicóloga del Cuerpo de Investigación Forense, quién realiza los informes y también es escuchada en la audiencia de admisión. A través del mecanismo se resguardan y garantizan los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

El Cuerpo de Investigación Forense, desde 2021 hasta la actualidad, realizó 1569 cámaras Gesell: 226 a personas que fueron testigos de delitos y 1343 a víctimas. 

El dispositivo se usa para personas menores de 18 años, aunque entre los 16 y los 18 se puede prescindir de la Gesell y tomar declaración sí se advierte que no hay riesgos.