16 agosto, 2022

Según la OMT, se recupera el Turismo Internacional, pero con importantes desafíos

Según el último Barómetro del Turismo Mundial de la OMT, el turismo internacional experimentó un fuerte repunte en los cinco primeros meses de 2022, con casi 250 millones de llegadas internacionales registradas. Esta cifra, en comparación con los 77 millones de llegadas registradas entre enero y mayo de 2021, significa que el sector ha recuperado casi la mitad (46%) del nivel anterior a la pandemia.

El turismo internacional sigue dando muestras de una fuerte y constante recuperación tras el impacto de la pandemia, a pesar de los importantes y crecientes retos económicos y geopolíticos.

«La recuperación del turismo se ha acelerado en muchas partes del mundo, sorteando los retos que se interponen en su camino», dijo el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, quien aconseja, al mismo tiempo, cautela ante los «vientos económicos en contra y los desafíos geopolíticos que podrían afectar al sector en lo que queda de 2022 y después».

Europa y América lideran la recuperación

Europa multiplicó por más de cuatro las llegadas internacionales con respecto a los cinco primeros meses de 2021 (+350%), impulsada por la fuerte demanda intrarregional y la eliminación de todas las restricciones de viaje en un número creciente de países. La región experimentó unos resultados especialmente sólidos en abril (+458%), como reflejo de un periodo de Semana Santa muy concurrido. En las Américas, las llegadas se duplicaron con creces (+112%). Sin embargo, el fuerte repunte se mide con los débiles resultados de 2021 y las llegadas se mantienen en general un 36% y un 40% por debajo de los niveles de 2019 respectivamente. El mismo patrón se observa en otras regiones. A pesar del fuerte crecimiento en Oriente Medio (+157%) y África (+156%), las cifras siguen siendo un 54% y un 50% inferiores a las de 2019, respectivamente, y en el caso de Asia y el Pacífico, aunque casi duplica las llegadas (+94%), las cifras son un 90% inferiores a las de 2019, ya que algunas fronteras siguen cerradas a los viajes no esenciales. Aquí, la reciente flexibilización de las restricciones puede verse en la mejora de los resultados de abril y mayo.

El gasto turístico también aumenta

El aumento del gasto turístico de los principales mercados emisores es coherente con la recuperación observada. El gasto internacional de los turistas de Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos se sitúa ahora entre el 70% y el 85% de los niveles anteriores a la pandemia, mientras que el gasto de la India, Arabia Saudita y Qatar ya ha superado los niveles de 2019.

Escenarios regionales para 2022

Los escenarios prospectivos de la OMT publicados en mayo de 2022 apuntan a que las llegadas internacionales alcanzarán entre el 55% y el 70% de los niveles anteriores a la pandemia en 2022. Los resultados dependen de la evolución de las circunstancias, sobre todo de los cambios en las restricciones a los viajes, la inflación actual, incluidos los altos precios de la energía, y las condiciones económicas generales, la evolución de la guerra en Ucrania, así como la situación sanitaria relacionada con la pandemia. Otros problemas más recientes, como la escasez de personal, la grave congestión de los aeropuertos y los retrasos y cancelaciones de vuelos, también podrían afectar a las cifras del turismo internacional.

Los escenarios por regiones muestran que Europa y las Américas registran los mejores resultados turísticos en 2022, mientras que se espera que la región de Asia y el Pacífico se quede atrás debido a unas políticas de viaje más restrictivas. Las llegadas de turistas internacionales en Europa podrían ascender en 2022 al 65% o al 80% de las registradas en 2019, dependiendo de diversas condiciones, mientras que en las Américas podrían estar entre el 63% y el 76% de esos niveles.

En África y Oriente Medio las llegadas podrían alcanzar entre el 50% y el 70% de los niveles anteriores a la pandemia, mientras que en Asia y el Pacífico se mantendrían en el 30% de los niveles de 2019 en el mejor de los casos, debido a unas políticas y restricciones más estrictas.