18 septiembre, 2020

Sigue firme una condena contra el municipio de Bariloche

El STJ_rechazó una queja que había presentado la Municipalidad para revocar el fallo de una Cámara del Trabajo de Bariloche que la condenó por daño moral.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro rechazó un recurso de queja que había presentado la Municipalidad de Bariloche para tratar de revocar un fallo, que la condenó a pagarle 300 mil pesos a una empleada, que fue víctima de discriminación laboral, en un contexto de violencia de género.

La sentencia del STJ se dictó a finales de abril pasado y constituyó un nuevo revés para el Municipio. La Cámara Primera del Trabajo de Bariloche condenó el 21 de agosto de 2019 a la Municipalidad, junto con el exfuncionario político Julio César González, a pagarle 300.000 pesos, en concepto de indemnización por daño moral, a la empleada municipal (M. D. H.).

Además, ordenó al Municipio a tomar medidas para reinstalar a la trabajadora en su función de jefa de control de ingreso al vertedero, previa presentación del certificado médico psiquiátrico donde conste que la mujer se encuentra apta para retomar sus tareas. También, le impuso las costas del proceso judicial.

Tras el fallo de la Cámara del Trabajo, la Municipalidad interpuso el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, cuya denegación dio origen a la presentación de la queja, que el STJ rechazó porque fue presentada fuera del plazo legal previsto.

La trabajadora municipal presentó la demanda en agosto de 2017, por intermedio de los abogados locales Jorge Olguín y Horacio Brucellaria, contra el Municipio y el responsable designado por el intendente Gustavo Gennuso al frente del vertedero.

La jueza laboral de Bariloche Marina Venerandi hizo el fallo, con la adhesión de sus pares Rubén Marigo y Juan Lagomarsino. Concluyó que se demostró que la mujer “fue víctima de un caso de violencia de género” en los términos de la ley 26454 y de la ordenanza 2245/11. Sostuvo que la mujer fue víctima “de maltrato laboral, psicológico y moral por parte de su empleadora por incumplimiento de la normativa vigente”. (Diario Río Negro).