28 febrero, 2021

Sin señales sobre las PASO, los gobernadores amenazan con adelanto masivo de las elecciones

Se lo volvieron a plantear a Alberto en una reunión en La Rioja. El salteño Sáenz convocó a legislativas para el 4 de julio y en Misiones serían a principios de junio.

Alberto Fernández se reunió este miércoles con los gobernadores del Norte del país y volvió a escuchar el pedido para suspender las PASO, una idea sobre la que no hay avances por el rechazo del kirchnerismo y ante lo cual varios mandatarios empiezan a pensar en adelantar los comicios provinciales.

El presidente mantuvo un encuentro en Chilecito con los gobernadores Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Valdés (Corrientes), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Sáenz (Salta), y Juan Manzur (Tucumán). También estuvieron los vicegobernadores Carlos Arce (Misiones) y José Emilio Neder (Santiago del Estero). Los mandatarios se reunieron previamente y acordaron insistir con el pedido de suspender las PASO

Como sucedió a principios de diciembre, Alberto volvió a escuchar el reclamo de los mandatarios para que suspenda las primarias con el argumento de que no es conveniente movilizar a tanta gente en pleno invierno en medio de la pandemia. En aquella oportunidad el pedido estuvo encabezado por Capitanich, mientras que Manzur mandó a su diputado Pablo Yedlin a presentar el proyecto de suspensión en Diputados.

Ese proyecto no pasó de la mesa de entradas de la Cámara de Diputados porque en el kirchnerismo no hay ninguna intención de suspender las PASO, una herramienta que se guardan para disputar lugares en las listas distritales y provinciales. Sin ese apoyo, Alberto no se movió para avanzar con la suspensión y el Ministerio del Interior que conduce Wado De Pedro sigue con la organización de los comicios.

Un dato a tener en cuenta es que el proyecto no fue incluido en sesiones extraordinarias por lo que de mínima debería esperar para ser empezar a ser tratado en el Congreso, donde con mucho empuje podría ser aprobado en abril con el cronograma electoral en pleno desarrollo. La posibilidad de un cambio de reglas sobre la marcha no parece viable.

Además de la negativa del kirchnerismo, otro problema que tiene la posible suspensión de las PASO es que en los distritos grandes no hay tampoco entusiasmo en acompañar. En los gobiernos de la Ciudad, Mendoza, Santa Fe y la Provincia de Buenos Aires no verían con buenos ojos que no se realicen las primarias.

El nuevo pedido de los gobernadores del Norte se conoce un día después de que el salteño Sáenz convocó a elecciones provinciales para el 4 de julio, en pleno invierno y sin certezas de que la campaña de vacunación esté avanzada. La noticia no habría caído nada bien en la Casa Rosada.

El gobernador salteño, que llegó al poder aliado al macrismo pero también es cercano a Sergio Massa, también avaló la decisión de la Legislatura local de suspender las primarias locales. El kirchnerismo de Salta salió a cuestionar duramente la decisión de Sáenz.

Según supo LPO, en otra provincia donde seguirán sus pasos es en Misiones, donde el gobierno de Oscar Herrera Ahuad analiza convocar a elecciones provinciales para fines de mayo o principios de junio. Pero no sería el único que seguiría ese camino, varios apañados en que sus constituciones los obligan a desdoblar.

La lectura política indica que los gobernadores empiezan a mover esa ficha como un mensaje a la Casa Rosada para que acelere la suspensión de las PASO, no casualmente los primeros en aplicar la estrategia son aliados con cierto margen de maniobra.

Pero otra jugada histórica de los mandatarios provinciales es despegarse del Gobierno nacional cuando los números no acompañan, como acaba de mostrar una encuesta de Synopsis. Los gobernadores apuestan a centrar la discusión en lo provincial y no sufrir el arrastre negativo nacional.

En este turno, los mandatarios buscaran asegurarse el control de sus legislaturas, mientras que en octubre el gobierno nacional debe buscar consolidar el manejo del Senado y tratar de tener más comodidad en Diputados, donde está obligado a negociar cada ley. (LPO)