mar. Mar 31st, 2020

Sube la tensión entre EE.UU. e Irán y los precios del petróleo y del oro ya están por las nubes

El aumento de la tensión entre EE.UU. e Irán no se detiene y por el contrario se agrava, afectando la normal evolución de los mercados internacionales

Los temores por las consecuencias de la muerte del principal referente militar iraní en un ataque aéreo estadounidense la semana pasada se intensificaron este lunes después de que Irán dijo que ya no cumpliría con el acuerdo nuclear de 2015, lo que significa que ya no limitará la cantidad de uranio enriquecido con el que cuenta.

Irán ya había prometido tomar represalias por la muerte de Qassem Soleimani, tras lo cual el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió sobre una «gran represalia» si Teherán responde, profundizando una crisis que ha aumentado los temores de un conflicto importante en el Medio Oriente.

«Es casi seguro que Irán responderá en cierta escala, alcance y magnitud», dijo Lee Hardman, analista de divisas de MUFG.

Por lo tanto, «es probable que los participantes del mercado permanezcan nerviosos hasta que haya más claridad sobre cómo procederán las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán», dijo Hardman, señalando que las tensiones geopolíticas podrían perjudicar el crecimiento económico mundial, especialmente si aumenta el precio del petróleo.

En tal sentido, los precios del petróleo trepaban un 2% el lunes y el crudo Brent superó el umbral de 70 dólares, luego de que las ásperas declaraciones el fin de semana entre Estados Unidos e Irán avivaron las tensiones en Oriente Medio tras un ataque estadounidense que mató a un importante comandante iraní.

En tanto, los futuros del referencial estadounidense WTI ganaban 1,2%, a 63,79 dólares el barril, después de haber tocado anteriormente los 64,72 dólares, su máximo nivel desde abril.

De esta manera se consolidaba la suba verificada el viernes pasado, que fue del orden del 3 por ciento.

Los motivos de las subas pasan por el temor a una escalada del conflicto que podría desembocar en una merma del suministro de petróleo de la región.

El nerviosismo de los mercados tiene su fundamento en que ésta provee casi la mitad de la producción a nivel mundial, mientras que un quinto de los embarques globales de crudo atraviesan el Estrecho de Ormuz.

El clima negativo se enrareció aún más ayer, luego que Donald Trump amenazó con imponer sanciones a Irak, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP, si las tropas norteamericanas son obligadas a salir de la nación.

Este anuncio se tomó como una advertencia dirigida al Parlamento iraquí, que aprobó una resolución llamando a todas las tropas extranjeras a salir del país.

Este conflicto hace que las perspectivas sobre el crudo para este año sean realmente inciertas en este momento. En las previsiones de todos los organismos se anunciaba una sobreoferta de crudo para la primera mitad de 2020 que presionaría a la baja el precio, pero todo ha saltado por los aires tras al ataque de EEUU que ha acabado con la vida del general iraní Qassem Soleimani.

«La situación genera mucha incertidumbre y muchas reacciones especulativas sobre el escenario geopolítico. Aunque es poco posible que haya un cierre del Estrecho de Ormuz, el deterioro en Irak conlleva riesgos para los suministros», dijo Norbert Rucker, jefe de economía del banco suizo Julius Baer.

De todas formas, analistas de Goldman Sachs dijeron que la actual prima de riesgo alineada con los diferenciales del precio mensual del Brent ya es bastante elevada y que sería necesaria una interrupción real de los suministros de crudo para sostener los actuales niveles del barril.

El oro recupera los niveles de hace siete años
Por su parte, el oro vuelve a convertirse en el refugio natural ante situaciones de riesgo. En tal sentido, este lunes alcanzó su máxima cotización de los últimas siete años luego de ganar un 1,6%, para tocar los u$s1.576,21 por onza luego de trepar más temprano hasta los u$s1.579,72, su nivel más alto desde el 10 de abril de 2013.

«Si el precio rompe el nivel de resistencia clave de 1.585 dólares, conduciría al nivel psicológico clave de 1.600 dólares», afirmó Benjamin Lu, analista de Phillip Futures.

En línea con este mercado, otros metales preciosos también mostraban subas de consideración. Así por ejemplo, la plata avanzaba un 1,7% a 18,33 dólares por onza, después de tocar un máximo de más de tres meses a 18,50 dólares, mientras que el platino subía un 0,4% a 984,83 dólares la onza.

Las monedas refugio acompañan las subas
Por el lado de las monedas consideradas como refugio el escenario era similar, aunque en forma más leve, pese a que varias de ellas se apreciaban el lunes. El yen trepó el lunes a un máximo de tres meses de 107,77 frente al dólar en las operaciones en Asia y posteriormente sumaba un 0,2% en el día a 108 yenes.

El franco suizo, otra moneda considerada segura, cotizaba plano, aunque cerca del máximo de cuatro meses de 1,0824 que alcanzó frente al euro el viernes.

Las bolsas caen en todo el mundo
Las tensiones que se generaron entre Estados Unidos e Irán tuvieron hoy un efecto negativo en los mercados de Asia y de Europa, que cerraron y operan con bajas de hasta 1,66%.

En lo que hace a los mercados de renta variable, la mayoría de las bolsas del Sudeste Asiático cerraron hoy en rojo, siendo la más afectada la bolsa de Bangkok, con pérdidas de hasta 1,66%, seguida de los de Indonesia (-1,04%) y Vietnam (-0,97%).

En Singapur, la bolsa cerró con un negativo de 0,62%, al igual que en Malasia, donde la Bolsa de Kuala Lumpur retrocedió 0,85%.

Las pérdidas registradas en Asia se reflejaron en los mercados europeos, donde el índice alemán DAX retrocedía 1,57%, el español Ibex 0,77%, hasta 9.572 puntos y el francés CAC 40 perdía poco más del 1 por ciento.

En el Reino Unido, el índice FTSE 100 bajaba 0,93% al tiempo que la Bolsa italiana de Milán perdía 1,46 por ciento.

En cuanto a los mercados bursátiles de Estados Unidos, también operan en baja, ya que el Dow caía 0.5%, mientras que el S&P 500 perdía 0,4% y el Nasdaq otro 0,3 por ciento.

Las bajas de los precios de las acciones también se extendían a los mercados emergentes, que en conjunto retrocedían un 1,9%.

En este orden, el S&P Merval retrocedía un 1,5 por ciento.

El impacto en Argentina
Según el economista Luis Palma Cané, «el tema del atentado contra el general Qassem Soleimani es muy fuerte porque era el personaje número uno de la estructura militar iraní, jefe de los guardias revolucionarios, mano derecha del Ayatollah».

De acuerdo a su opinión «este ataque respecto a los mercados es evidente que provoca un elevadísimo grado de incertidumbre» y en el caso particular de Argentina «el impacto a nivel local será igual o superior que el que pueden afrontar el resto de los mercados emergentes».

En tal sentido, ya en términos políticos, el economista agregó que «nos guste o no nos guste nosotros estamos ante un enorme desafío que es la renegociación de la deuda que necesariamente tiene que empezar por el Fondo Monetario y todos sabemos que ahí tiene una enorme influencia el gobierno de EE.UU.».

«En la medida que el gobierno de Trump no apoye la renegociación con el Fondo y con el resto de los acreedores todo va a ser mucho más difícil y por lo tanto le va terminar pegando al precio de los bonos«, concluyó.

Fuente: iProfesional

Te pueden interesar