jue. May 23rd, 2019

Tras el alivio en Neuquén, el Gobierno ahora apuesta a un triunfo de Weretilneck

La Rosada se abraza al gobernador de Río Negro para evitar un triunfo de Martín Soria, aliado al kirchnerismo

Tras el triunfo de Omar Gutiérrez en Neuquén y el alivio del Gobierno nacional por el cómodo segundo lugar del kirchnerismo, ahora la apuesta de la Casa Rosada es empujar un triunfo de Alberto Weretilneck en Río Negro, el próximo 7 de abril.

Como contó LPO, el Gobierno se desligó totalmente de impulsar a la lista de Cambiemos en Neuquén y apostó no tan silenciosamente a un triunfo de Gutiérrez, al punto que a 48 horas de la elección un diputado y referente del PRO en la provincia, Leandro López, llamó a votar en contra de «Pechi» Quiroga.

Para la Rosada, el peor escenario era un triunfo del peronista Ramón Rioseco y las encuestas previas (que mostraban una paridad que no fue) habían encendido alarmas. Gutiérrez es un aliado de Macri y se alineó de manera total con las políticas del gobierno para el desarrollo de Vaca Muerta, el principal atractivo del país para los inversores externos. Por eso su triunfo fue celebrado en la Rosada.

En el caso de Río Negro el interés del gobierno no es económico. Es meramente político y tiene que ver con evitar el triunfo de un aliado de Cristina Kirchner como es Martín Soria. Al igual de Neuquén, la fórmula de Cambiemos aparece muy retrasada en las encuestas y con la única expectativa de que la Justicia voltee la polémica candidatura de Weretilneck.

Pero en la Rosada están decididos a abrazarse a la candidatura de Weretilneck y tienen previsto jugar muy fuerte para evitar un triunfo de Soria, que encolumnó detrás suyo a sectores del progresismo y a todo el peronismo, a excepción del sector de Miguel Pichetto. El senador, también preferiría la continuidad del gobernador.

Como explicó este medio, a finales del año pasado el Gobierno había iniciado negociaciones con Weretilneck para cerrar un acuerdo electoral (que en un principio podía haber incluido a Pichetto), aunque finalmente Marcos Peña descartó las tratativas y le dio impulso a la candidatura del macrista Sergio Wisky. Pero al filo del cierre de listas desde la Rosada bajaron al diputado y le cedieron la candidatura al radicalismo. «Mientras que no gane Soria, ganamos», admitieron en ese momento fuentes del gobierno nacional. 

Ahora, resta saber si Weretilneck logrará sortear las impugnaciones a su candidatura, cuestionada porque se trataría de su tercer mandato, en contra de lo que establece la Constitución. El gobernador consiguió la semana pasada el aval del Superior Tribunal de Justicia provincial, algo que se daba por descontado (de hecho, el peronismo había denunciado penalmente a Weretilneck porque presuntamente le avisó a Macri que tenía los votos).

La duda ahora es si la Corte tratará el caso, tras un recurso presentado por el FPV. El gobernador confía en los oficios de la Rosada y de Pichetto para evitar un traspié. «La Corte no viene tratando medidas cautelares de estas características y todos los últimos fallos viene diciendo que las materias electorales son competencia de las provincias», resaltó ayer.

Fuente: La Politica Online

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com