2 diciembre, 2022

Un Tinder para infieles ya tiene 14 mil usuarios en Neuquén

La plataforma canadiense Ashley Madison conecta a personas que quieren tener una relación paralela a sus vínculos ya establecidos, y cada vez gana más terreno en la provincia.

«La vida es corta. Ten una aventura». Ese es el slogan de la aplicación de citas de origen canadiense Ashley Madison, una especie de Tinder que fue creada para conectar a las personas casadas o en relaciones ya establecidas que buscan tener un vínculo paralelo con otro usuario del mismo estado civil. Desde su desembarco en la Argentina, un total de 14 mil neuquinos ya se registraron en el sitio, y la mayoría son mujeres.

En los últimos años, y más a partir de la pandemia de coronavirus, las redes sociales y las aplicaciones de citas se convirtieron en un aliado fundamental para establecer vínculos sexo afectivos. Así, surgió un abanico de alternativas que apuntan a distintos enfoques en la búsqueda de conexiones románticas: algunos usan ciertas redes para establecer encuentros más casuales y otros prefieren otras apps para construir una relación a largo plazo.

Si bien la aplicación Tinder se convirtió en la marca más icónica de este tipo de vinculación virtual, se estima que 14 mil neuquinos buscan otras alternativas para establecer vínculos, y por un motivo fundamental: ya están casados o en relaciones oficiales con otras personas.

Buscar una aventura en Tinder resulta casi imposible por los altos niveles de exposición. La app exige subir una foto de perfil, el nombre y la edad, entre otros datos personales que se muestran de manera pública, en una especie de catálogo en donde los usuarios pueden elegir con una cruz o un corazón. Así, las personas casadas pueden ser fácilmente identificadas por el resto de los usuarios, y más aún en las localidades pequeñas de la provincia.

Por eso, la plataforma canadiense Ashley Madison se propone como una herramienta exclusiva para los que buscan un vínculo extramatrimonial. «La diferencia fundamental entre Ashley Madison y Tinder es que las personas que ingresan a la plataform, saben que buscan una aventura. Se puede poner una foto blureada o ni siquiera poner, y enviarla una vez que se haya iniciado una conversación con alguien y haya interés», expresaron desde el sitio.

De esta manera, se puede mantener cierto margen de privacidad y conectar solamente con otras personas que están en la misma búsqueda de vínculos extra matrimoniales, con menos riesgo a exponerse públicamente. Sin embargo, Ashley Madison es gratuita pero enviar un mensaje a otras personas exige del uso de créditos, que el sitio otorga a cambio del pago de una tarifa en dólares.

«Desde que Ashley Madison se lanzó en Argentina en 2012, más de 14.000 personas de la provincia de Neuquén se han unido. Este año, más de la mitad (56%) de los neuquinos que se han inscrito están «en pareja», lo que significa que están casados o tienen una relación y buscan parejas secundarias», señalaron desde la plataforma.

«Curiosamente, Ashley Madison descubrió recientemente que las mujeres son más propensas a ser infieles o a mantener relaciones no monógamas que los hombres, lo que coincide con las cifras de registro de Neuquén: el 62% de las mujeres que se unieron al sitio este año están en una relación, en comparación con el 56% de los hombres», agregaron.

«Los miembros de Ashley Madison también tienden a haber vivido la vida antes de convertirse en miembros, lo que significa que se unen al sitio a una edad ligeramente más avanzada después de experimentar varios años de matrimonio y/o monogamia tradicional. Este año, la edad media de los miembros masculinos es de 35,8 años, y la de las mujeres, de 32,4», indicaron.

Según datos publicados a principios de este año, Argentina quedó posicionada por la plataforma como el cuarto país «más infiel» de América Latina, ya que ocupa el cuarto lugar en cantidad de usuarios después de Brasil, México y Colombia. En el país, las ciudades con más personas conectadas son San Nicolás, Mendoza, Vicente López y San Isidro.

En una entrevista con el diario Perfil, Christoph Kraemer, director ejecutivo de la compañía en la región, se refirió a la especulación sobre el aumento de divorcios debido a la pandemia de Covid-19 y expresó: “El mundo está cambiando y la infidelidad será la solución definitiva para la mayoría de los matrimonios en los próximos años”.

Así, los responsables del sitio proponen estos vínculos extra matrimoniales como una herramienta para sostener el autoestima y equilibrar o hasta prolongar las relaciones monógamas. “Para muchos, tener un amante es el complemento perfecto como método de autocuidado y realización personal, que además puede mejorar la vida matrimonial”, analizó Kramer. (LMN)

Otros posteos del Autor